La Quemada: un espacio privilegiado para apreciar la bóveda celeste | Zacateks.com

La Quemada: un espacio privilegiado para apreciar la bóveda celeste

 

Foto: @ATelloC

 

La zona arqueológica “La Quemada” ubicada en Villanueva, Zacatecas, se ha convertido en un espacio privilegiado para apreciar la bóveda celeste. Un lugar en donde es imposible no voltear alrededor, para observar la basta variedad de familias de plantas , la Presa Gómez Farías y las montañas entre las que se encuentran los vestigios de las civilizaciones prehispánicas.

Esta zona arqueológica se ubica a 50 kilómetros al sur de la capital de Zacatecas y es custodiada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

La ciudadela, que aparentemente es uno de los restos de la civilización azteca en su andar hacia la Cuenca de México, posee una muralla que rodea el norte del sitio con 800 metros de longitud, cuatro metros de ancho y seis metros de altura. Además, cuenta con un palacio que se ubica en la parte central del cerro y un templo situado en el extremo sur, además del  salón de columnas, el área de juego de pelota y la pirámide.

Cabe mencionar que también hay un museo, por ahora se encuentra en proceso de remodelación.

Pero eso no es todo, ya que a partir de este año, La Quemada se convirtió en un espacio para la observación sideral. Para comenzar a observar estrellas, constelaciones, planetas, satélites y meteoritos, solo basta con recostarse en el suelo de esta zona arqueológica.

Lo malo es que son selectos los días con condiciones óptimas para observar estrellas. Las fechas para la  próxima observación sideral son: el 22 de julio, el 19 de agosto, el 23 de septiembre, además del 7 y 21 de octubre, aunque lo que se recomienda es verificar fechas con la Secretaría de Turismo de Zacatecas antes de programar tu viaje hacia La Quemada. Pero aun así este se considera como un lugar que se debe visitar obligatoriamente, por las diversas actividades y maravillas que puede ofrecer.

Y al estar tan cerca de la capital, temas como el hospedaje y la alimentación no son problema, pues en media hora es posible estar en la zona urbana de la capital zacatecana, donde también hay una variedad enorme de atractivos turísticos.