Disfruta del sol sin perjudicar tu piel | Zacateks.com

Disfruta del sol sin perjudicar tu piel

El sol es vida y te hace sentir bien cada día que brilla. Te da energía y ayuda a tu organismo a fijar el calcio, porque sintetiza la vitamina D. Ya sea que andes en bicicleta o vayas a caminar, en la playa o en la montaña, en medio del cemento de la ciudad o rodeado de naturaleza, resulta saludable que aproveches los rayos solares, aunque siempre tomando precauciones. Si abusas de la exposición solar puedes provocar un daño irreversible en las células cutáneas.

sunset-beach-1149814_1920

Para que el sol sea tu aliado y te ayude a mantener la piel saludable, evita exponerte entre las 11 de la mañana y las 3 de la tarde. Las superficies que reflejan aumentan el poder de las radiaciones solares: el agua, la nieve, la arena, el cemento. Así como el rojo es signo de peligro, si la sombra que proyecta tu cuerpo es más corta que tu estatura debes ocultarte de los rayos del sol porque podrían causarte daño. Las precauciones están vigentes en todas las estaciones de año, incluso en días nublados.

Por supuesto, no olvides proteger tus ojos. Ten en cuenta que tus ojos requieren una protección especial. Usa gafas de buena calidad, que posean filtro y estén homologadas, evitando todos los riesgos que derivan de tomar el sol de forma inadecuada. Existen modelos de gafas de sol, graduadas y sin graduar, con diseños modernos –o más vintage, si lo prefieres– y muy atractivos. Encuentra tu modelo y utiliza los descuentos de Hawkers de Groupon para cuidar de ellos con estilo y sin que tu bolsillo sufra.

Durante el día conviene que utilices protector solar UVB/UVA adecuado para tu tipo de piel. Los que tienen FPS 10 ofrecen una protección mínima, los de 10 a 20 una moderada, los de 20 a 40, alta y los de más de 40, muy alta. Debes esparcir el protector en forma generosa media hora antes de exponerte al sol y renovarlo cada dos horas, en especial si transpiras, te bañas o te secas. Se considera que un adulto promedio tiene que utilizar unas 7 cucharadas de té para cubrir su rostro y cuerpo. No olvides aplicar la crema o emulsión en los lugares que nos olvidamos con más facilidad, orejas, cuello y dorso de los pies.

Si las radiaciones solares son intensas, conviene que luzcas sombrero con ala o gorro con visera, así como cubrir la mayor parte de tu cuerpo con un atuendo. La novedad es que existe indumentaria fabricada con factores de protección solar.

Si no has tomado las precauciones necesarias y sufres quemaduras, evita por completo andar al sol. Ante síntomas como ardor, enrojecimiento, calor, sequedad, hidrata tu piel a cada rato con una emulsión de fórmula antioxidante (vitamina E y betacaroteno, polifenoles, licopeno). Bebe abundante cantidad de agua y jugos de frutas frescas e ingiere yogurt fortificado con calcio. Consulta a tu médico si tienes fiebre y retención de líquidos.

Si eres prudente, el sol puede mejorar tu estado físico y anímico sin causarte problemas.