La razon de los Déjà Vu | Zacateks.com

La razon de los Déjà Vu

Sin duda alguna el cerebro sigue siendo un misterio para los científicos, con procesos tan complejos como la imaginación o los sueños, siempre hay algo nuevo por explorar. Una de las cosas que sin duda intriga a los científicos es el llamado “Déjà Vu”; el momento en el que alguien siente que ya ha vivido o experimentado alguna situación con anterioridad.

Esta experiencia es sumamente difícil de describir o explicar, por lo tanto hay muchas personas que lo atribuyen a la reencarnación u otras creencias espirituales. Sin embargo, lo poco que se conoce de este fenómeno indica que en el momento en que alguien está experimentando un   Déjà Vu tiene un acceso más profundo o directo a su memoria de largo plazo; esto significa que son capaces de recuperar determinados recuerdos. Los Déjà Vu (del francés, significa algo ya experimentado o vivido) están ligados a la memoria, según las investigaciones científicas.

El cerebro siendo tan complejo, tiene áreas especializadas en el pasado (lóbulos temporales), presente (sistema límbico) y futuro (lóbulos frontales), estas se activan dependiendo de la actividad que llevemos a cabo. Nuestros pensamientos en distintos tiempos están relacionados unos con otros, al vivir un situación, lo relacionamos con algo que experimentamos en el pasado; en algunas ocasiones la comunicación entre estos tiempos no es tan rápida y el presente se siente como pasado. Una percepción del presente se desvía hacia el área de procesamiento del pasado, creando la percepción de un recuerdo.

shutterstock_230433502

Los Déjà Vu pueden llegar a molestar a algunas personas pero son inofensivos siempre y cuando no sean demasiado frecuentes; si son experiencias muy recurrentes es necesario visitar a un especialista, ya que los Déjà Vu son síntoma de epilepsia en el lóbulo temporal y a veces son razón de ser erróneamente diagnosticado con esquizofrenia.

Ya sea por una lenta comunicación del cerebro o algo espiritual, los Déjà Vu son un intrigante recordatorio de lo mucho que nos queda por descubrir del cerebro humano.