Los efectos de la música en el cuerpo | Zacateks.com

Los efectos de la música en el cuerpo

Desde hace siglos, la música ha sido una de las mayores expresiones culturales, gracias a ella se identifica fácilmente a algún país, cultura, región, sector de población o época, etc. Aunque sea una vez a todos les ha sucedido que mientras escuchan una canción tamborean los dedos, tararean, bailan o en el mejor de los casos se les enchina la piel por la emoción que trae la música; los científicos notaron que las reacciones a la música son singulares e hicieron una investigación sobre los efectos que esta tiene sobre nuestra mente y cuerpo.

La música y el cerebro

Hace varios años se descubrió que el escuchar música que nos agrada libera dopamina en nuestros cerebros, una neurohormona que se relaciona con el placer; además de esto, existen más beneficios en los procesos de aprendizaje, comportamiento, actividad motora, sueño, humor, atención, etc.

Al escuchar música distintas áreas del cerebro se activan, en la imagen podemos ver un estudio realizado por la Universidad de Florida, que sugiere que la música activa mas partes que cualquier otro estímulo humano.

Cerebro-y-musica-1

Ademas, la música ayuda al aprendizaje, estimula la felicidad, calma la ansiedad, ayuda a personas que padecen ciertos desórdenes como Alzheimer, Parkinson, Síndrome de Tourette y Autismo.

Cerebro-y-musica1

La música fortalece la memoria y el aprendizaje, afecta la velocidad de las ondas cerebrales, recrea recuerdos y mas.

Cuando tocas música

Se considera una cualidad envidiable el hecho de saber tocar un instrumento musical y aunque a veces o se considere demasiado importante, si lo es y mucho. Un estudio en niños demostró que aquellos que tenían una educación musical de 3 años o más presentaban un incremento en su motricidad fina y discriminación auditiva (indispensable para aprender nuevos idiomas). Además, los niños presentaban un mejor vocabulario, mejores habilidades en lenguaje corporal y mayor entendimiento de información visual.

La música como energizante

No es casualidad que en los gimnasios siempre tengan música “movida” o motivadora; la música es capaz de cambiar la velocidad de ondas cerebrales y afecta al latido del corazón, el pulso y la presión arterial. La música con un pulso de alrededor de 60 beats por minuto mejora el estado de alerta y el bienestar general, algo similar a lo que sucede con la meditación y al yoga.


Así que para mantenerse sano, además de comer bien y ejercitarse, es una buena idea escuchar música agradable para mantener un buen estado de ánimo y bienestar general.