El futuro del sector vivienda | Zacateks.com

El futuro del sector vivienda

No debe sorprenderle a nadie que el mercado de la vivienda global haya cambiado en tiempos recientes. Las tendencias de ¿ y preservación de recursos han generado un gran efecto en la manera en la que planeamos y construimos para el futuro.

Mientras que lo común en el pasado era maximizar la explotación de recursos, sin preocuparse por el efecto que éste tiene sobre el planeta, en tiempos recientes se he popularizado el movimiento de sostenibilidad, el cual consiste en aprovechar al máximo los recursos que el planeta ofrece y tiene aplicaciones prácticas en la vida real como el reciclaje, la recolección de agua de lluvia y el uso de energías limpias.

En México y América Latina este movimiento es relativamente nuevo, sin embargo ya existen algunas comunidades bastante representativas de este movimiento que buscan promover el crecimiento sostenible con el fin de proteger áreas naturales y evitar la erosión y el agotamiento de recursos naturales.

El sector inmobiliario es indudablemente uno de los principales sectores afectados por dicho movimiento ya que, a través del tiempo, las compañías constructoras de casas tendrán que adaptar la manera en que edifican casas para satisfacer a aquellos seguidores del movimiento sostenible que buscarán reducir el impacto ambiental que sus hábitos tienen en el planeta.

Ya que uno de los principales pilares del movimiento sostenible es el apoyo a la economía local, no es incorrecto pensar que en el futuro próximo las compañías inmobiliarias otorguen gran importancia a al desarrollo local convencional, especialmente cuando se trata de desarrollar comunidades completas donde exista un balance entre vecindarios tradicionales y la creación de empleos dentro de la comunidad.

Esta tendencia se verá reflejada en la construcción de vecindarios que sean independientes y que tengan sus propios mercados, proveedores de servicios y recursos que puedan ser utilizados por sus habitantes.

Además de esto, podemos observar un incremento en la construcción de comunidades que dependen de sí mismas para hacerse cargo de su propio transporte, es decir un sistema de transporte sostenible que se enfoque en proveer oportunidades a sus habitantes de transportarse en medios de transporte verdes como pueden ser las bicicletas o incluso a pie.

Sin embargo, el enfoque real del movimiento sostenible aún recae en construir comunidades que ofrezcan oportunidades para desarrollarse plenamente en el ámbito social, personal y de participación dentro de la comunidad.

El nuevo movimiento urbanista hace un esfuerzo por desarrollar nuevas comunidades habitables como un conjunto, en vez de casas individuales donde los habitantes tienen nula o poca participación en el mejoramiento de sus comunidades. El nuevo plan para desarrollar viviendas sostenibles deberá tener como prioridad satisfacer las necesidades de sus habitantes, sin ignorar las necesidades del planeta.

La realidad, a final de cuentas, es que a pesar de que este movimiento ya tiene una representación bastante significativa en el territorio mexicano y otros de América Latina, es posible que la integración de dichos proyectos tome algún tiempo. Sin embargo es bueno saber que el movimiento ya cuenta con un número bastante respetable de seguidores, los cuales incitaran a los constructores de viviendas a diseñar hogares sostenibles.