El Hobbit: La última batalla por la Tierra Media | Zacateks.com

El Hobbit: La última batalla por la Tierra Media

No hay plazo que no se llegue ni fecha que no se cumpla, ya que por fin se estrenó en las salas de cine el cierre de la trilogía que corresponde a la adaptación del libro del Hobbit, que independientemente de la polémica decisión de dividir el libro en tres películas, el producto final es por demás destacable, logró aumentar el universo de la Tierra Media, conocer nuevos personajes, pero sobre todo Peter Jackson nos mostró un fragmento más de las historias que se desarrollan en este mágico lugar, La Batalla de los Cinco Ejércitos no podría ser más perfecta para culminar con esta aventura.

Esta película inicia donde terminó La Desolación de Smaug, mostrando la terrible venganza del dragón sobre el pueblo del lago y la lucha de sus habitantes por sobrevivir, por otro lado como Thorin por fin hace posesión de la fortaleza bajo la montaña y como la locura del oro comienza a tener un efecto en él y además aunado a ello, como los campos de Erebor se convierten en el escenario perfecto de un espectacular enfrentamiento entre los orcos, los elfos, los humanos y los enanos.

Esta tercera entrega logra ser más la entretenida de las tres, la más corta en duración y la que más acciones muestra en términos dramáticos, por fin podemos ver el poderío de los elfos Galadriel,  Elrond y Thranduil en pantalla, impactantes escenas de batalla que culminan con uno de los finales más impactantes y tristes en lo que va del año, mostrando una evolución de sus personajes principales, algunos de ellos perdidos en batalla, pero sobre todo que la película va encaminada a generar una conexión con la trilogía original del Señor de los Anillos.

Dentro de los elementos más destacables está la increíble puesta en escena por parte de Peter Jackson, los escenarios y locaciones son absolutamente espectaculares cuya función dramática está perfectamente definida, la fotografía es impactante mostrando planos aéreos, planos cerrados, encuadres inusuales que muestran tanto el espacio como las acciones que ahí transcurren, los efectos especiales están a la altura del reto aunque no llegan a ser destacables, las actuaciones logran ser estupendas y prueba de ello es que tanto los personajes principales como los secundarios tienen una historia desarrollada y su justificación en pantalla es creíble y todo esto es lo que logra generar una emoción genuina con el espectador.

En términos narrativos la película continúa mostrando distintas líneas de acción al igual que en las cintas pasadas, pero que todas ellas confluyen en un final épico cargado de mucha acción y adrenalina y es que esa sensación de peligro va en aumento desde la mitad de la película hasta la parte climática del filme, generando momentos de absoluta tensión entre los espectadores que no podrán quedar indiferentes antes las acciones y situaciones que transcurren en pantalla. Y es por esto mismo que la película logra explorar distintas temáticas que van desde el poder (la locura de Thorin), el amor filial (Galadriel y Gandalf), el amor entre distintas razas (Tauriel y Killi) la ambición (Thranduil) y la supervivencia (Bardo y el pueblo del lago).

El Hobbit: La Batalla de los Cinco Ejércitos es sin duda alguna un espectacular cierre, cumple con altas dosis de épica y acción, que no logra opacar al desarrollo humano de los personajes, recupera la nostalgia de la Tierra Media a la cual nos mal acostumbró Peter Jackson, y si bien esta saga no logra estar a la altura de su predecesora, si logra ser lo suficientemente buena como para estar en la colección de películas de cualquier fan del cine y de la literatura por supuesto, la mejor opción en cartelera para este fin de semana.

Por Oswaldo Tagle Damasco