REC 4: Infecciones de altamar | Zacateks.com

REC 4: Infecciones de altamar

Era por allá del año del 2007 cuando una película de factura española sorprendió al mundo al mostrar una cinta de terror sobre infecciones y zombis, utilizando el recurso del found footage para mostrar como un grupo de personas tratan de sobrevivir a estos infectados dentro de un edificio y la cosa no paró ahí, al ver el extraordinario éxito que se tuvo en términos globales, ya que vinieron dos secuelas en las cuales primero se trató de mostrar el origen de dicha infección y una tercera parte que nada tenía que ver con sus antecesoras y que cayó más en la sátira que en el género gore. Pues el día de hoy llega a la pantalla grande la que se dice ser la última entrega de esta saga, aunque su final hace pensar lo contrario…y sí, hablamos de Rec.

Rec 4 cambia de espacio y en lugar de un edificio o un salón de bodas, se decanta por escoger un barco en alta mar, en el cual se encuentran todos los sobrevivientes tanto del edificio como de la boda para investigarlos si alguno de ellos es poseedor del virus para buscar la cura que permita erradicar ese mal de una vez por todas, pero las cosas no resultan bien y se salen de control poniendo en peligro la supervivencia de los que ahí se encuentran.

Jaume Blagueró logra rescatar una franquicia que prácticamente iba a pique, con una segunda parte que no logró ser del todo convincente y una tercera que es más que prescindible, esta última entrega regresa la emoción de la cinta original, obviamente lo más destacable es el uso opresivo del espacio, los camarotes, los pequeños pasillos, todo es como un laberinto del cual uno no puede esperar más que lo peor corriendo por esos lugares, me pareció un buen acierto el hecho de alejarse de la cámara en mano y apelar por una narrativa más convencional, aunque hay ciertos guiños a este recurso con el uso de cámaras de vigilancia que funcionan en términos dramáticos para mostrar ciertas acciones y convertirnos así en testigos de la pandemia que se desarrolla en el barco.

Un aspecto muy importante es la manufactura del filme que es poco menos que perfecta, digna del más grande blockbuster estadounidense y que demuestra que se pueden hacer películas de género en cualquier parte del mundo con buena calidad y sin perder un ápice de autenticidad, los aspectos técnicos son por demás sobresalientes, el manejo de la cámara, los efectos especiales, el maquillaje, juegan un papel fundamental para la construcción de la credibilidad de la historia.

Y es justamente en este apartado donde la película flaquea, en el desarrollo de lo que se está contando, ya que si bien la historia peca de simple, su director logra altas dosis de tensión que  hacen que estos elementos de carácter dramático se puedan pasar por alto, y es que tanto la música, como el montaje y el ritmo son fundamentales para mantener al espectador al filo de la butaca y esta película logra todo eso.

Otro aspecto flojo de la cinta son las interpretaciones que son poco menos que básicas, y es que los personajes y apenas poseen un poco de justificación en pantalla, además de que se cuenta con el regreso de la protagonista original, lo cual le da un toque de continuidad a la saga… Y es aquí donde me gustaría destacar que esta cuarta entrega parece más una continuación de la versión original por la manera en como están estructuradas las cintas y los niveles de tensión que ambas manejan dando mayor coherencia que la secuela original.

A final de cuentas Rec 4 es una película que cumple cabalmente con el género, tiene altas dosis de tensión y acción, funciona perfectamente dentro del universo de las pandemias que tanto se han llevado al cine. Esta cinta es diversión garantizada pero no se esperen un clásico de culto, porque no lo es, sin duda alguna, la mejor entrega sigue siendo la primera, pero está en términos de calidad le sigue de cerca. Si ustedes son fans del cine de zombis, esta es una buena recomendación.

Por Oswaldo Tagle Damasco