El espejo de la realidad mexicana: La Dictadura Perfecta | Zacateks.com

El espejo de la realidad mexicana: La Dictadura Perfecta

Luis Estrada ha demostrado con sus producciones cinematográficas mostrar una realidad que no nos es ajena a todos los que vivimos en México, este autor quien se diera a conocer gracias a La Ley de Herodes, en donde se exponían las corruptelas por parte de un presidente municipal y como se encargaba de extorsionar a todos los habitantes de un pueblo, fue solo el parteaguas de un discursos que en tono de burla, buscaba hacer reflexionar al pueblo mexicano sobre el sistema político que hay el país.

Con Un Mundo Maravilloso y El Infierno, se tocan temas como el desempleo y la violencia que se vive actualmente, que son el pan de cada día de la realidad del mexicano y que, en su más reciente film, La Dictadura Perfecta, aborda la manera en cómo los medios de comunicación juegan un papel importante en la construcción y colocación de figuras públicas dentro de la opinión de la gente para así ponerlos en los más importantes puestos, más específicamente en la silla presidencial…tal como ocurrió el año pasado.

La Dictadura Perfecta cuenta la historia de un gobernador el cual tras un video escándalo, necesita replantear su imagen pública ante la ciudadanía y para ello hará vínculos con los más importantes medios de comunicación para que lo puedan llevar a la silla presidencial, mostrando todo el teje y meneje de la corrupción que existe entre el poder político y los medios masivos, las cortinas de humo como un elemento fundamental para desviar la atención de los temas que son más relevantes dentro del entorno social y de esta manera posicionarse como una figura fuerte en la competencia electoral.

Damián Alcázar regresa como el personaje fetiche de este director quien ha demostrado con creces que es capaz de tomar cualquier personaje y realizarlo con soltura y por lo tanto logra destacar como político corrupto (otra vez); en el resto del elenco también podemos destacar a Joaquín Cosío, Alfonso Herrera, Osvaldo Benavides, Saúl Lizaso y Silvia Navarro quienes irónicamente provienen del ámbito televisivo y sobre todo de la empresa Televisa a quién se alude de manera directa y cínica en el relato y la cual se ha mostrado de manera inconforme en cuanto a la manera en cómo se retrata el asunto como si de un secreto a voces se tratara.

Uno de los aspectos más interesantes es cómo se da la construcción del relato a partir de una serie de hechos y noticias que son del todo conocidas y que son tratadas con un sentido del humor muy negro, diálogos bien escritos, situaciones absurdas que remarcan el tono de la narración llevando incluso a ciertas actuaciones hasta el grado de la exageración, si bien algunos personajes se sienten endebles a falta de una motivación clara, el sentido de la cinta es específico: busca ser un reflejo de la realidad que vemos en las noticias y que de manera descarada se puede ver en los medios masivos ya con tanta naturalidad, que ha convertido al mexicano en un ser conformista con su acontecer social.

Finalmente se puede decir que La Dictadura Perfecta es una clara muestra del cine contemporáneo mexicano, que busca la reflexión a través del humor, siendo una cinta interesante por el contexto en el que vivimos y que no está mal de vez en cuando, un mensaje de alerta sobre la situación en la que nos encontramos hoy en día, una propuesta que es digna de analizarse profundamente.

Por Oswaldo Tagle Damasco

 

http://youtu.be/DXRxlUayB4w