3 mitos sobre el alza del salario mínimo | Zacateks.com

3 mitos sobre el alza del salario mínimo

Recientemente se ha generado una serie de opiniones con respecto al aumento del salario mínimo; mientras unos dicen que es bueno y otros que tendría consecuencias dañinas, lo cierto es que aún no se ha iniciado un debate serio sobre los efectos que tendría un incremento al salario.

Por su parte, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en su estudio ‘El mundo del trabajo’, refiere que la significativa del incremento de la desigualdad en México entre fines de los años 80 y comienzos de la década de 2000 se debe a la fuerte caída del salario mínimo.

Estos son tres mitos respecto a los salarios mínimos, tal y como se encuentran en la actualidad.

1. Satisface las necesidades básicas

El artículo 123 de la Constitución dice que “los salarios mínimos generales deberán ser suficientes para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia en el orden material, social y cultural y para proveer a la educación obligatoria de los hijos”.

En México, 6.57 millones de personas ganan un salario de aproximadamente 2 mil pesos, y el costo de la canasta alimentaria en las zonas urbanas que plantea el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social es de mil 225.16 pesos. Sin embargo, cuando se añade la canasta no alimentaria, que incluye los gastos en transporte, vestido, educación, vivienda y salud, el resultado final es de 2 mil 518 pesos.

2. Se generaría una espiral inflacionaria

Instituciones como el Banco de México (Banxico) advierten que de incrementarse el salario mínimo podría generarse una espiral inflacionaria; sin embargo, especialistas en finanzas consideran que al ser una pequeña parte de la población la que se beneficiaría, el alza de precios podría ser secundario.

Según la CEPAL, antes de un aumento resulta necesario desvincular el salario mínimo de las prestaciones o multas, como lo realizó Uruguay en 2004 y que le permitió una recuperación del salario mínimo real.

3. Los efectos negativos están comprobados

Hasta ahora la literatura económica sigue dividida en torno a la relación de un aumento al salario mínimo con un mayor desempleo.

La CEPAL señala que los efectos sobre las variables del mercado laboral son controvertidos, por lo que resulta importante contar con una evaluación de los posibles impactos de esta política.

Los especialistas coinciden en que el alza en no resolverá del todo los problemas de desigualdad, pero de cierto modo podría reactivar la economía.

 

Fuente: ver enlace