La experiencia retro de Guardianes de la Galaxia | Zacateks.com

La experiencia retro de Guardianes de la Galaxia

Marvel es una empresa que ha demostrado una gran inteligencia al momento de ir desarrollando y expandiendo su universo a lo largo de sus dos primeras fases, y que ésta culminará con el estreno de Los Vengadores: La Era de Ultrón. Pero para ir aguantando la espera hasta el siguiente año, el día de hoy llega a la pantalla grande la tercera apuesta de este verano en cuestión de superhéroes, y sí, estoy hablando de Los Guardianes de la Galaxia.

Esta película se ubica espacialmente en una galaxia lejana, lejos de todo el bullicio y la locura del planeta Tierra, lo cual permite colocarnos en un contexto diferente, y eso es lo que le da frescura a esta nueva propuesta por parte de Marvel, un universo mucho más cercano al mostrado por La Guerra de las Galaxias, con sus enormes diferencias claro está, pero que a final de cuentas los hechos y acciones permanecen temporalmente dentro de las otras películas de la fase dos (para permitir un crossover en un futuro, me imagino).

Lo que hace diferente y única a esta película con relación a las otras cintas de superhéroes, es que los protagonistas son un grupo de antihéroes, carismáticos, con un pasado que deben dejar atrás para transformarse en los defensores del universo y así evitar que el titán loco se logre hacer de una gema de poder (si ya todos ansiamos la lucha entre Los Vengadores y Thanos), comandados por Peter Quill mejor conocido como Star Lord, un ladrón galáctico que deberá asumir el rol de líder, Gamora una sexy guerrera de color verde, el desquiciado Drax El Destructor, Rocket Racoon que sin duda será el personaje preferido de los niños a pesar de su ácido sentido del humor, y finalmente Groot, un árbol guerrero y protector.

Uno de los elementos más interesantes a destacar es el aspecto visual, porque existe una conjunción perfecta entre escenarios espaciales, escenas de acción intensas y espectaculares, un trabajo de edición limpio y acelerado que logran hacer que la experiencia cinematográfica se vuelva emocionante y por lo tanto Guardianes de la Galaxia se convierta en un producto de realización y visionado poco más que acertado. Hay que reconocer que la cinta en su estilo recuerda mucho a esas películas setenteras y ochenteras de ciencia ficción pero con la tecnología del día de hoy.

Aunado al aspecto retro de la cinta, también se encuentra el soundtrack, lleno de grandes éxitos de ayer y hoy que generan una sensación anacrónica pero simpática en su incorporación dentro de la banda sonora, dotando de una identidad particular y que funciona demasiado bien en el desarrollo dramático y para mostrar en ciertas ocasiones un aspecto de los personajes principales. Esta es sin duda una película homenaje al cine y la música de las décadas pasadas, algo extraño tomando en cuenta que es una cinta de ciencia ficción, pero que funciona a la perfección y permite establecer el tono adecuado del relato.

Finalmente puedo decir que el trabajo de dirección de James Gunn es acertado, en cuanto a la puesta en escena, el visionado del universo, el desarrollo de los personajes, su relación con el universo de Los Vengadores, el sentido del humor particular que se maneja, y como la relación de todos los elementos anteriores se cohesionan para mostrar una de las cintas más divertidas y entretenidas de este verano cinematográfico que está llegando a su fin.  Ahora se entiende por qué Marvel dio luz verde a la segunda parte cuando todavía esta película aún no se estrenaba, y no cabe la menor duda que este filme tendrá la aprobación tanto del público infantil y el público adulto por todas las referencias que contiene. Una película que simplemente no se deben perder.

Por Oswaldo Tagle Damasco