El terrible ‘encanto’ de Adam Sandler | Zacateks.com

El terrible ‘encanto’ de Adam Sandler

Voy a comenzar diciendo que el comediante Adam Sandler no es santo de mi devoción, he de reconocer que tiene una habilidad para saber qué es lo que le gusta al público, que se lo ha echado en el bolsillo y es por ello que por dos décadas ha logrado posicionarse como uno de los hombres más taquilleros dentro de este género cinematográfico: la comedia. Logrando destacar una serie de personajes que van desde lo más absurdo, hasta lo más boy next door (hombre de apariencia común en términos más mexicanos).

Siempre me he preguntado, ¿qué es lo que le ven a este actor/comediante? Cuando por un lado de actor tiene muy poco, desde luego no se me viene a la memoria ninguna película en la que yo pueda decir, que buena actuación, o que destacada interpretación, su fórmula es más que conocida y él sólo interpreta al Adam Sandler bonachón y al Adam Sandler gritón y ya está.

Como comediante, nunca he logrado distinguir en el actor esa vena cómica, ese signo característico que diferencia por ejemplo de Jim Carrey, Seth MacFarland, Eddy Murphy, Seth Roguen, Steve Carell, Ben Stiller, Sacha Barón Cohen,  que logran generar una imagen propia y reconocible en cada una de sus películas.

Lo que si he de reconocerle a Adam Sandler es que es alguien que tiene carisma, encanto, un cierto aire ingenuo como Chespirito, que le ha permitido representar (porque actuar la verdad si es un término demasiado grande para él) personajes que no requieren de mayor reto dramático.

Busca papeles que le permitan explotar las características antes comentadas y en algunos casos logra obtener resultados poco más que modestos y otros olvidables, agregando a ello que los éxitos que ha tenido, no sólo son de carácter individual, sino más bien colectivo: Drew Barrymore ha sido con quien ha establecido una conexión especial y eso se nota en pantalla; Rob Schneider quien es el eterno patiño y comic relief de sus películas con participaciones mucho más graciosas que las de su jefe; Jennifer Aniston quien ya tiene una carrera en comedia más que probada y que utiliza esa imagen de girl next door, etc.

Tampoco se trata de crucificar a este comediante, también se le reconoce que haya realizado cintas que han logrado sobresalir como productos correctos y disfrutables un domingo por la tarde, y como prueba de ello tenemos: La Mejor de mis Bodas, Embriagado de Amor, Click, Un Papá Genial (de la que Eugenio Derbez se agarró para hacer su “película”), Locos de Ira, Como si Fuera la Primera Vez y Una Esposa de Mentira.

Este fin de semana llegó la más reciente cinta de Adam Sandler titulada Luna de Miel en Familia, donde hace mancuerna por tercera vez con Drew Barrymore, pero, por desgracia, esta película no alcanza el nivel de las dos anteriores, demostrando que la fórmula que le ha funcionado anteriormente parece irse agotando poco a poco, y lo que nos lleva a pensar, ¿cuándo fue la última cinta taquillera de este comediante?, pues recordemos que Son Como Niños 2, resultó ser todo un fracaso en crítica y taquilla.

¿Cómo nos sorprenderá para su siguiente proyecto?, sólo el tiempo lo dirá.

Por Oswaldo Tagle Damasco