Las madres más malas del cine | Zacateks.com

Las madres más malas del cine

Para conmemorar a ese ser especial que nos ha dado la vida, y que se ha reflejado dentro de la pantalla grande de mil y un maneras, aquí hemos seleccionado a las más siniestras de todas, hablaremos de todas aquellas madres que lejos de ser un modelo a seguir, se han convertido en una pesadilla total para sus vástagos, en esto que es las madres más malas del cine.

Dentro del campo de la animación no existe madre o en este caso madrastra más maquiavélica, malvada, envidiosa, embustera y traicionera como Lady Tremanie, quien se encargó de hacer la vida imposible a la pobre Cenicienta, no conforme con robarle su fortuna, todavía la puso a realizar toda clase de labores domésticas, le impedía salir al tianguis a “pensar cosas” y mucho menos a ir a las fiestas de la realeza, pero aun así esta mujer tuvo su merecido y ya sabemos cómo terminó esto…vivieron felices para siempre.

Margaret White es una mujer que en su juventud cometió el pecado de meterse con un joven, el cual posteriormente la abandonó al enterarse que estaba embarazada, este sería un hecho determinante para la educación que ella proporcionaría a su hija Carrie, quien vive reprimida en su casa, bajo una serie de reglas estrictas y donde no puede hacer nada, la mujer tiene el serio problema de ser fanática religiosa en extremo lo cual provoca que su hija logre tomar medidas drásticas una vez que se ha revelado el terrible secreto de que ella posee poderes telequinéticos.

Una mujer loca que tiene un hijo y vive cerca de un campamento en donde hay un lago, dicho lugar es Crystal Lake, el cual es utilizado por los jóvenes para irse a acampar entre otras cosas. Mrs Voorhees es la madre de Jason, quien asesina a siete adolescentes calenturientos en la primera parte de la película Viernes 13, y bueno con estos antecedentes como no esperar que su retoño se convierta en un asesino serial como venganza en la manera en como es asesinada su madre: decapitada.

Mary es una mujer afroamericana que tiene una hija de 16 años de nombre Precious, que es analfabeta, padece sobrepeso, baja autoestima y no es para menos, tomando en cuenta todo lo que esta mujer le ha hecho a la pobre criatura: primero permitió que su pareja abusara de ella y como consecuencia quedara embarazada, la maltrata física, verbal y emocionalmente, la utiliza para tener ayuda de la asistencia social y es incapaz de mostrar un poco de piedad. Lo bueno es que Precious logra mostrar determinación al romper el vínculo con su madre, abandonándola.

Y finalmente tenemos a Mrs. Bates, una mujer que tras la muerte de su esposo decide tener una relación malsana con su hijo Norman, lo cual provocó que éste la asesinara a ella y a su amante al no tolerar que ella tuviera otro hombre en su vida que no fuera él. Con el paso de los años Norman desarrollaría un trastorno de personalidad múltiple y un serio complejo con relación a las mujeres y al sexo, adoptaba la personalidad de su madre para cometer crímenes (especialmente a mujeres), como forma para tolerar la perdida de la mujer que le dio la vida en Psicosis.

No nos queda más que recordar que debemos festejar a nuestras madres, especialmente si ellas no se parecen en nada a las reseñadas en esta columna. Unas flores, una comida, un perfume, un detalle regalado con el corazón es el elemento ideal para no pasar desapercibido esta fecha. ¡Feliz Día de las Madres!

Por Oswaldo Tagle Damasco