85 años del PRI: tan fuerte y corrupto como antes | Zacateks.com

85 años del PRI: tan fuerte y corrupto como antes

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) celebra su 85 aniversario tan fuerte como antes: recuperó la Presidencia de la República en 2012 y posee una imagen modernizadora gracias a las reformas estructurales aprobadas el año pasado.

Pero los analistas dicen que, en la realidad, sigue atrapado en las prácticas del pasado: corrupción, autoritarismo, compra de votos y divisor de la oposición.

La aprobación de las reformas energética, en telecomunicaciones y hacendaria, principalmente, le valieron al más reciente mandatario de las filas del tricolor, Enrique Peña Nieto, diversos reconocimientos a nivel internacional. Unos lo llaman incluso  “salvador” de México.

Sus colaboradores más cercanos también fueron salpicados de las mieles y halagos por la negociación política que permitió la aprobación de las reformas estructurales, atoradas durante décadas en el Congreso de la Unión. Incluso el Secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, fue nombrado por una revista como el “Ministro de Finanzas del año”, en 2013.

Pero académicos expertos en derecho político coincidieron en que el PRI que regresó a Los Pinos en 2012, no ha podido alejarse de las malas prácticas que caracterizaron al otro PRI, el que dejó la Presidencia en el año 2000, “porque están en el mismo ADN del tricolor”.

En esencia el PRI no ha cambiado, dicen los analistas, aunque hay caras jóvenes en el partido que regresó a Los Pinos respecto del ‘dinosaurio’ priista que gobernó durante siete décadas: Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación; Luis Videgaray, Secretario de Hacienda; Aurelio Nuño Mayer, Jefe de la Oficina de la Presidencia de la República; o Emilio Lozoya Austin, Director general de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Para el panismo, el PRI no ha cambiado en sus formas y modos. En los estados donde el PRI gobierna se sigue comportando igual que antes: utiliza los recursos públicos a su antojo, con propósitos políticos, netamente electorales.

Una de las principales quejas que se escuchan incluso al interior del partido tricolor es el nulo acercamiento con las bases, más que épocas electorales. El PRI está completamente alejado de la ciudadanía, no la escucha, no atiende las demandas populares y hace poco para remediar la situación.

Pero el PRI “no sólo hace oídos sordos a la ciudadanía: la oposición, la verdadera oposición también ha sido borrada del mapa político nacional”, declara Óscar de los Reyes Heredia, profesor investigador del Tecnológico de Monterrey Campus Santa Fe.

Algunos analistas coinciden en que el gobierno federal encabezado por Peña Nieto y por los secretarios de Gobernación y Hacienda, tienen la virtud de tener un rostro amable y la mano extendida para negociar. Sin embargo, también pueden utilizar el dorso de la mano cuando es necesario.

Fuente: ver enlace