Cuándo y cómo musicalizar tus entrenamientos | Zacateks.com

Cuándo y cómo musicalizar tus entrenamientos

Practicar cualquier actividad deportiva puede ser también un buen momento para darle play a tu dispositivo móvil o MP3, elegir tu lista de reproducción favorita y hacerte compañía con tus rolas favoritas mientras te ejercitas.

Pero, ¿qué tan recomendable es combinar alguna acción deportiva con música?. Cada vez crece el número de personas interesadas por cuidar su físico, practicando actividades  como carreras a pie, ciclismo, caminatas, gimnasio, y pareciera también que existe una fuerte motivación a sintonizar tu estación favorita o reproducir las canciones que te inspiran. Este acción puede tener muchos beneficios si lo sabemos aprovechar, pero también puede aportar cierta cantidad de riesgos que te expondré a continuación.

El principal riesgo es que al decidir utilizar cualquier tipo de auricular, se reduce el sentido del oído, y éste nos permite darnos cuenta de lo que pasa a nuestro alrededor cuando mantenemos nuestra vista enfocada en algún otro punto, por lo tanto se reduce la capacidad para atender a posibles acciones que nos podrían limitar en nuestro entorno: alguna conversación o acción imperativa, sugerencia de nuestro entrenador, si estás en la calle, vehículos o alertas preventivas como algún claxon. Es por ello que dependiendo del tipo de actividad deberás decidir qué tan bueno es escuchar música mientras te ejercitas.

La música es capaz de hacerte  sentir eufórico, sobre todo si en aleatorio aparece la canción que te motiva, pero esta acción puede ser contraproducente cuando se realiza un trabajo específico como una carrera “a ritmo”, ya que el cambiar tu estado de ánimo en un momento de concentración puede exaltarte y por lo tanto aumentar tu frecuencia cardiaca o pulsaciones, haciéndote salir de ritmo y rompiendo con cualquier tipo de trabajo específico planeado.

Está comprobado que el uso de audífonos al hacer ejercicio puede resultar dañino para la salud, ya que al obstruir nuestros oídos, evitamos la ventilación de los mismos y si a esto le agregamos el sudor o la humedad puede ser el lugar perfecto para albergar algún tipo de infección u hongo, es importante que al momento de practicar deporte con auriculares, te cerciores de que no se introduzcan gotas de sudor a tus oídos, o estarlos ventilando y secando constantemente.

Recuerda que si tu entorno deportivo es un lugar urbano donde impera el ruido, la actividad vehicular, el tránsito de personas,  es también un lugar donde deberás permanecer alerta, y por lo tanto estar concentrado en tus movimientos y los de los demás para prevenir algún accidente, por lo que te recomiendo omitas el uso de música, ya que por mínimo que sea el volumen, se limita tu capacidad para concentrarte en las acciones externas.

Si haz analizado la actividad que desarrollarás, y es al aire libre, algún bosque, sendero, ascenso en sierra, es bastante placentero ser acompañado por los sonidos del exterior, disfrutar del buen clima, de tu entorno y la naturaleza misma, basta escucharlos un momento y seguramente decidirás no utilizar la música.

En ocasiones será aceptable implementar alguna melodía a tus entrenamientos pero ten en cuenta el entorno, el tipo de actividad física y como sugerencia utilizar una lista de reproducción que mantenga el mismo “beat” en su ritmo, esto para mantenerte sobre una misma línea y evitar los sube y baja en los cambios de ritmos de una canción, puesto que el poder del “beat” de algún track musical puede hacer que inconscientemente te sincronices al compás de lo que escuchas y que de manera indirecta estés cambiando la cadencia de tus ejercicios o series.

Para finalizar ten en cuenta que tu salud y seguridad están primero, analiza objetivamente tu entorno y el tipo de actividad que realizarás para decidir implementar la música como parte de tus rutinas o entrenamientos.

Tu amigo

Irving Isaac Zavala Romo

Oficial Técnico de la Federación Mexicana de Triatlón, Atleta y Asesor de Natación

Twitter: @Irving_Xino