Consejo Universitario rechaza renuncia del rector | Zacateks.com

Consejo Universitario rechaza renuncia del rector

rechazan-renuncia

El máximo sistema de gobierno de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), rechazó, por consenso, la solicitud de renuncia del rector Armando Silva Cháirez, por lo que continuará con su administración hasta el año 2016.

Los consejeros, entre ellos directores y estudiantes, manifestaron su rechazo a tal iniciativa y se comprometieron a apoyar y respaldar a Silva Cháirez.

Acordaron que en esta semana, el aún Rector, debe presentar al Consejo Universitarios y sus respectivas comisiones, una propuesta de la estrategia para la gestión de los recursos, y a partir de ello emprender las medidas que sean necesarias.

Ante las manifestaciones de respaldo, Armando Silva, aceptó la responsabilidad de seguir con la conducción de la Universidad. Según recordó, la decisión de renunciar fue producto de un análisis sobre los resultados poco favorables que había logrado en gestión de recursos.

Derivado de esa situación, dijo, surgió la inquietud de revisar la situación financiera y la estructura administrativa de la UAZ, y para ello hubo la disposición de trabajar en conjunto con los sindicatos, pero diversas situaciones impidieron la concreción y elaboración de propuestas para resolver la problemática detectada.

Armando Silva Cháirez, convocó a la comunidad universitaria, individual y colectiva, a sumarse y unirse a favor de la UAZ, y si ello ocurre, aseguró que en poco tiempo habrá estabilidad y resultados positivos.

Previo a la intervención del Rector, Víctor Manuel Chávez Ríos, integrante de la Presidencia Colegiada del Consejo Universitario, leyó un documento firmado por los directores y coordinadores de área, en el que ratifican su apoyo al Rector para que continúe con sus labores de gestión al frente de la Universidad, y exhortaron a conformar un frente común para exigir a las autoridades a nivel estatal y federal que atiendan las necesidades de la educación pública y de la Máxima Casa de Estudios.

Entre esas necesidades, está un incremento en el subsidio en correspondencia a la matrícula atendida y a las actividades de docencia, investigación y extensión con impacto directo en la población, y recursos extraordinarios para finiquitar los adeudos con el ISSSTE, SAR y Fovissste.

Asimismo, en el documento se manifiesta la necesidad de participar en un proceso institucional de reingeniería de la estructura académica y administrativa de la Universidad, para optimizar y hacer más eficientes sus funciones sustantivas.

Fuente: ver enlace