Comunidad en Oaxaca implementa su propia telefonía celular | Zacateks.com

Comunidad en Oaxaca implementa su propia telefonía celular

oaxaca tiene su propia telefonía celular

Ante la negativa de las grandes empresas nacionales de introducir el servicio de telefonía celular, un pueblo de la Sierra Norte de Oaxaca opera su propio sistema comunitario, único en México.

La Red Celular de Talea (RCT), implementada en el poblado zapoteco Villa Talea de Castro, se basa en un modelo de administración equiparable a las radios comunitarias.

La comunicación se realiza a través de un equipo de sistema global (GSM) de bajo costo, un software libre y tecnología Volp (Voice over IP), que hace posible la transmisión de voz de forma digital a través de Internet.

Pedro Flores, coordinador del proyecto y quien es parte Rhizomatica, gestora del plan, dijo que la idea es que la comunidad administre su propio sistema basado en los modelos de las radios comunitarias, además de fomentar la comunicación a larga distancia e impulsar un servicio para las poblaciones.

Indicó que durante más de una década las grandes empresas de telefonía celular se negaron a introducir el servicio a Telea de Castro –ubicada a 115 kilómetros de la capital de Oaxaca– con el argumento de que no era viable invertir en la sierra y las zonas alejadas.

Villa Talea de Castro, donde existe una alta migración hacia Estados Unidos, está satisfecha porque no solamente ya cuenta con el servicio, sino porque es propio.

Alguien que anteriormente gastaba seis pesos en una llamada, ahora únicamente desembolsa 50 centavos.

Los usuarios pueden realizar todas las llamadas locales que quieran, aunque la condición es que éstas no deben durar más de cinco minutos para evitar que las 11 líneas se saturen.Incluso existe un número en la comunidad y otros para Los Ángeles y Seattle, en Estados Unidos.

Luego de que las grandes compañías se enteraron de que el pueblo ya contaba con su propia red de telefonía, les propusieron lanzar su servicio pero la respuesta de los habitantes fue que no les interesaba y “no querían que vinieran a hacer dinero”.

La Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) otorgó a los indígenas un permiso de dos años para probar el equipo. Sin embargo, destacan que dicha instancia federal pide que el proyecto abarque a cuatro estados para poder continuar con la operación de la red.

Fuente: ver enlace