Niños de kinder sufren secuestro virtual | Zacateks.com

Niños de kinder sufren secuestro virtual

kinder

En Cuernavaca, durante cuatro horas, diez menores de entre dos y cuatro años de edad sufrieron un secuestro virtual, confirmó Alicia Vázquez Luna, titular de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado.

De acuerdo con información parcial proveniente de testigos y de Vázquez Luna, alrededor de las 11:49 horas de ayer, un desconocido marcó al kínder Abejitas, localizado en la calle Ehécatl, colonia Tehuistitlán, al norte de la ciudad. Habló con la directora del plantel y le dijo que debía sacar a los niños de la guardería y llevarlos al hotel Ocotepec, o de lo contrario les haría daño. Aparentemente prohibió informar a las autoridades y a cualquier otra persona.

La directora, el hermano de ésta, al menos una maestra y padres de familia que se encontraban en el kínder decidieron no dar parte a la Policía y obedecer las indicaciones del delincuente. Aún no queda claro el porqué de esa decisión.

Los adultos marcaron al sitio de taxis Buena Vista para pedir dos unidades. Después, diez menores subieron acompañados de dos mujeres y un hombre.

Las unidades se trasladaron hasta el Centro de Salud de la comunidad de Ahuatepec, distante diez minutos. Ahí los dejaron alrededor de las 12:11 horas. Los mayores intentaron ingresar al hotel Ocotepec, pero sólo comieron ahí. De acuerdo con al menos un mesero, ni siquiera pidieron habitación. Según versiones que circularon durante toda la tarde, en cambio, la entrada les fue negada porque se trataba de adultos con varios menores de edad.

“Pidieron de comer, les servimos, pagaron y se retiraron cuando llegó la policía, aquí estuvieron 40 minutos, eran dos mujeres y un hombre. No pidieron hospedaje, sólo de comer”, narró el mesero “Fernando”.

La versión de las autoridades es que, al ser informados de esta situación, los secuestradores virtuales dieron indicaciones telefónicas al hermano de la dueña del kínder para que los menores fueran llevados hasta el hotel España.

En tanto, papás y mamás de los niños se enteraron del secuestro de sus hijos (no queda claro cómo lo supieron). Se reunieron en el kínder. Supuestamente no estaban en contacto con los docentes que se habían llevado a los niños.

Ahí comenzaron a recibir llamadas para exigir el pago de un rescate: les pedían 50 mil pesos por la libertad de cada niño, medio millón de pesos en total.

Este grupo de padres, después de más de dos horas (a las 14:29) decidieron denunciar mediante el número de emergencia 066. Paralelamente buscaron al secretario de Gobierno, Jorge Messeguer, para pedirle ayuda.

Para este momento, el caso ya era público. Las autoridades acudieron al kínder, y tras entrevistarse con padres y taxistas comenzaron a rastrear el teléfono celular del hermano de la directora. Finalmente lo encontraron, pero no fue informado si lo hallaron mediante rastreo o porque el hombre les contestó.

La policía acudió al hotel y encontró a los niños sanos y salvos. Los agentes los trasladaron a instalaciones de la Procuraduría estatal donde fueron entregados a sus padres.

“Este es un caso más de secuestro virtual. Hacen una llamada a los familiares mientras a los niños los tienen en otro lugar, los niños están bien sanos y salvos”, informó posteriormente la secretaria Alicia Vázquez Luna.

El caso desató un escándalo en las redes sociales de internet.

En la confusión, incluso el gobernador Graco Ramírez y el secretario de Gobierno, Jorge Messeguer Guillén, por medio de sus cuentas de Twitter difundieron que se trataba de un rapto, y que el gobierno y la Policía Federal esclarecerían el hecho.

“El @GobiernoMorelos atiende el caso de los niños del kínder que fueron sustraídos de la institución, vamos a salvaguardar su integridad física”, dijo el gobernador.

Hasta el momento, la Procuraduría tiene retenidas a cinco personas para realizar la investigación: la directora, su hermano, la mujer adolescente que acompañaba al hermano y dos profesores.

Fuente: ver enlace