EU aprueba reforma para extender muro fronterizo y patrullar con más elementos | Zacateks.com

EU aprueba reforma para extender muro fronterizo y patrullar con más elementos

border-campo_tx700

El Senado estadounidense aprobó el lunes una enmienda clave al proyecto de reforma migratoria, allanando el camino para que pueda ser aprobado esta misma semana.

La enmienda incluye duplicar la cantidad de agentes de la Patrulla Fronteriza, extender la cerca 1.100 kilómetros (700 millas) e invertir miles de millones de dólares en equipos como aviones no tripulados, radares y monitores antisísmicos a un costo de 30.000 millones de dólares.

La modificación presentada la semana pasada por los senadores republicanos John Hoeven y Bob Corker fue aprobada con 67 votos a favor y 27 en contra, siete sufragios más de lo necesario. Quince republicanos votaron para respaldarla.

Desde que la enmienda Hoeven-Corker fuera presentada la semana pasada, los ocho autores del proyecto de ley original han expresado su expectativa de que el proyecto de ley sea aprobado en el Senado con 70 votos a fin de presionar a la cámara baja a aprobar una reforma migratoria con un enfoque similar.

Los senadores demócratas votaron unidos. Los republicanos, por el contrario, lo hicieron de diversas maneras. Entre los potenciales candidatos presidenciales para el 2016, el senador de Florida Marco Rubio votó a favor, mientras que su colega de Texas Ted Cruz lo hizo en contra.

Rubio y Cruz son un ejemplo de las diferentes posturas que existen entre los republicanos. Según algunos líderes de esa agrupación política, la reforma migratoria ofrece al partido la oportunidad de mostrar un rostro más amigable a los votantes hispanos, mientras que legisladores alineados con el grupo conservador tea party sostienen que la iniciativa es una amnistía para infractores de la ley.

El grupo de los senadores críticos a la enmienda estuvo encabezado por el republicano Jeff Sessions, quien también se opone al proyecto de ley. Sessions sostiene que la ley legaliza a los inmigrantes sin papeles sin contar con garantías suficientes de que aumentará la seguridad en la frontera.

Según el plan que avanzó en la cámara alta, los inmigrantes sin documentación podrán legalizarse mientras se implementan las nuevas medidas de seguridad fronteriza, pero sólo podrán obtener la residencia permanente cuando la implementación haya concluido.

La enmienda aumentaría el total de agentes de la Patrulla Fronteriza en 20.000 y establecería dos sistemas: uno obligatorio para verificar empleos, llamado E-Verify, y otro para monitorear la entrada y salida de las personas que entran al país con visas.

Si la propuesta se aprueba el jueves o viernes, pasaría a la cámara baja dominada por republicanos, donde conservadores de ese partido se oponen a otorgarles ciudadanía a personas que viven en el país sin autorización.

Funcionarios del Senado dijeron que aún podría modificarse la propuesta antes de su fin de ciclo en la cámara alta, alteraciones que podrían aumentar la cantidad de votos a favor.

El jefe de la bancada mayoritaria, el demócrata Harry Reid, dijo el lunes que “cuando la reforma migratoria sea aprobada en el Senado, el presidente de la cámara baja (el republicano John Boehner) debería someterla a votación también en el pleno de la Cámara de Representantes. En vez de intentar forzar una ley designada para complacer solamente a la derecha, mi amigo el presidente de la cámara baja debería solamente tomar el camino más fácil”.

La Comisión Judicial de la Cámara de Representantes se ha concentrado hasta el momento en proyectos de ley separados y con énfasis en medidas represivas de la inmigración no autorizada. Por ejemplo, la semana pasada se presentó un proyecto de ley que busca aplicar duras penas a cualquier persona que se encuentre en Estados Unidos sin autorización. Los demócratas calificaron la legislación como peligrosa.

En el mejor de los casos, las negociaciones entre ambas cámaras podrían comenzar cuando el Congreso reanude sus actividades otoñales a partir del 9 de septiembre.

Horas antes de la votación de la enmienda, el presidente Barack Obama había exhortado a los senadores a aprobar una reforma migratoria que conceda la opción de la naturalización a 11 millones de inmigrantes que viven en el país sin permiso.

“Ahora es el momento de hacerlo”, dijo Obama, refiriéndose a la necesidad de que el Congreso culmine la reforma migratoria antes de su receso veraniego previsto a partir del 2 de agosto.

Obama habló tras reunirse en la Casa Blanca con ocho empresarios para subrayar los beneficios económicos de una reforma migratoria. El grupo incluyó a Steve Case, la restaurantera Bricia López, la fundadora de una empresa tecnológica Karen Lozano y el hotelero Alex Torrenegra.

La Casa Blanca hizo hincapié en el informe de la Oficina Legislativa de Asuntos Presupuestarios, según la cual el proyecto debatido en el Senado reduciría el déficit público estadounidense en 197.000 millones de dólares durante los próximos 10 años y en 700.000 millones la década siguiente.

Fuente: ver enlace