Prepas del Estado en malas condiciones de infraestructura | Zacateks.com

Prepas del Estado en malas condiciones de infraestructura

PREPAS

Miguel Alejandro Aguilar Haro, diputado local suplente, reprobó que el subsistema de preparatorias estatales, el que integran 30 planteles en la entidad, aún opere con “miserias”.

En entrevista, el legislador expuso que estas escuelas de educación superior se distribuyen en 25 municipios de territorio zacatecano; la mayoría no tiene la suficiente infraestructura e incluso se han abierto en edificios prestados.

Las preparatorias estatales brindan servicio a los zacatecanos desde hace 50 años, sin embargo, el recurso que se destina para los planteles es poco y no aumenta, enfatizó.

“Prácticamente no tienen recurso, pues desde 1963 (cuando) se formaron los planteles no aumenta el presupuesto, por lo que en algunos centros aún escriben con gis, falta infraestructura, hay muchas carencias, aunque a pesar de estas penurias han salido buenos alumnos”, señaló el legislador.

Estos planteles atienden, en conjunto, a aproximadamente 17.9 por ciento de la comunidad estudiantil de 15 a 18 años de edad.

Detalló que algunos centros educativos fueron absorbidos por el Colegio de Bachilleres del Estado de Zacatecas (Cobaez) y refirió que los alumnos han demostrado buen desempeño, “incluso mejor que el rendimiento estudiantil en otros subsistemas”.

Sostuvo que la preparatorias estatales realmente nunca han tenido presupuesto para trabajar, pues el recurso de 32 mil pesos que destina anualmente la Secretaría de Educación de Zacatecas (Seduzac) sólo es para hacer visitas a los planteles y no para la adquisición de insumos.

Los 30 centros educativos operan con las cuotas administrativas de inscripción del cuerpo estudiantil, así como con apoyo de la sociedad de padres de familia al realizar rifas y eventos para obtener fondos y seguir su trabajo.

El diputado local, quien rindió protesta en abril en sustitución de Jorge Álvarez Máynez, actual candidato a alcalde de Guadalupe, refirió que no tienen recurso y por tanto los docentes siguen escribiendo con gises, por lo que en uno de los planteles ubicado en la capital, la sociedad de alumnos adquirió pintarrones.

Además, las escuelas de este subsistema carecen de infraestructura como salones de clase y espacios propiedad de la misma preparatoria, pues con el fin de ofrecer servicio principalmente a jóvenes de comunidades, operan en edificios e incluso casas prestadas.

Entre otras carencias, ahondó Aguilar Haro, están la falta de audiovisuales y laboratorios para profundizar en las materias que integran el currículo de bachillerato, por lo que la mayoría de las clases son teóricas y pocas se adentran en la experimentación, ya que únicamente centros educativos mayores, como el de Jerez, cuentan con laboratorio.

Además, algunas preparatorias no tienen conexión a Internet y cuentan con equipo de cómputo antiguo porque “no hay (dinero) para renovarlo”; aunado a esto, funcionan en la mañana para dar clases de bachillerato y en el turno vespertino, para impartir estudios de secundaria.

Un ejemplo es el plantel Jaime Torres Bodet, en la comunidad Tacoaleche, de Guadalupe, que inició a operar hace casi 20 años en la Casa Grande cuando aún no estaba restaurada, pero debido al incremento en la demanda de jóvenes interesados en estudiar el bachillerato, cambió de sede.

El ejido de la población donó un terreno para que iniciara la construcción de la escuela y, con apoyo del Municipio y aportaciones de los padres de familia, se edificaron cuatro aulas que al poco tiempo resultaron insuficientes porque en el plantel se inscribieron estudiantes de por lo menos 10 comunidades vecinas.

Por ello, los paterfamilias, en coordinación con la planta docente, realizaron actividades para recabar dinero y construir más salones, aunque tuvieron que contribuir con recursos personales para edificar un puente peatonal y cercar la institución.

Fuente: ver enlace