La historia de Carlos Arredondo, el héroe costarricense de Boston | Zacateks.com

La historia de Carlos Arredondo, el héroe costarricense de Boston

boston3

Después de la tragedia de Boston del lunes, en la que a la llegada del maratón de esa ciudad explotaron dos artefactos, dejando un saldo de tres muertos y un centenar de heridos, se vieron las caras de los verdaderos héroes de la jornada.

Uno en particular llamó especialmente la atención de los medios y los rescatistas. Un hombre con sombrero vaquero, corriendo de un lado a otro, ayudando a las víctimas.

Se trata de Carlos Luis de Los Ángeles Arredondo Piedra, un costarricense de 52 años, quien aparece en primer plano en una de las fotos más fuertes del accidente, tratando de detenerle la hemorragia a un corredor que acaba de perder una pierna en la explosión, mientras era transportado en una silla de ruedas.

“Había mucha sangre en el piso. Me concentré en ayudar a ese hombre, atarle (con un torniquete) la pierna, hablar con él, mientras estaba consciente, y decirle que la ambulancia estaba en camino, que todo estaba bien, que nada iba a pasarle. Le decía ‘quédate conmigo, quédate conmigo'”, le dijo Arredondo a un medio local.

El costarricense esperaba en la línea de meta para saludar a un corredor que compitió en memoria de su hijo, Alexander Arrodondo, quien pertenecía a la marina de Estados Unidos y murió en 2004, víctima de un francotirador, en Iraq.

En ese momento, Carlos Arredondo apareció en las noticias, ya que después de conocer sobre la muerte de su hijo, se prendió fuego al interior de un vehículo, sufriendo quemaduras severas.

Después de su recuperación, Arredondo se convirtió en un pacifista, haciendo campaña por todo el país, llevando un ataúd cubierto con la bandera de Estados Unidos, imágenes y recuerdos de su hijo, pidiendo el regreso de las tropas.

“Mientras haya marines peleando y muriendo en Iraq voy a compartir mi duelo con todos los estadounidenses”, le dijo en una entrevista al New York Times.

El caso de los Arredondo dio un nuevo giro trágico. Brian, el hermano menor de Alexander, desarrolló depresión severa después de la tragedia en Iraq, y se suicidó en diciembre de 2011.

Hoy, la cara de Carlos Arredondo es reproducida por todos los medios del mundo, sosteniendo una bandera de Estados Unidos manchada de sangre. En un video de YouTube, Arredondo trata de explicar su ayuda tras las explosiones, mientras con manos temblorosas y marcado acento latino describe el escenario que quedó después de las dos detonaciones.

Vía: http://www.miamidiario.com/