Rechaza Real de Catorce extensión de área protegida de Wirikuta | Zacateks.com

Rechaza Real de Catorce extensión de área protegida de Wirikuta

Diversas asociaciones civiles y pobladores del pueblo minero de Real de Catorce rechazaron que la Semarnat amplíe la extensión del Área Natural Protegida de Wirikuta (ANP), pues alegaron que tal acción disminuiría sus oportunidades de desarrollo.

La Asociación Civil Guardia Leal de la Esencia Catorceña, la Confederación Nacional de Organizaciones Populares, la Confederación Trabajadores Mexicanos y la Unión de Transportistas San Francisco de Asís del Municipio de Catorce rechazaron que la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales aumente la extensión de la ANP de Wirikuta, pues argumentaron que las actividades agrícolas serían las primeras afectadas en la región.

A través de un comunicado, tales asociaciones denunciaron ser tratados por las autoridades como “un pueblo olvidado incluso por el gobierno federal, que carece, entre otras cosas, de servicios básicos como agua potable, drenaje y alcantarillado.

Argumentaron también la Semarnat no ha evaluado a profundidad los impactos positivos que a una “zona altamente marginada” pueden traer actividades como la agricultura y la minería controlada.

“Existe un Plan de Manejo del ANP de Wirikuta que se elaboró con mediante consulta pública de 1,530 personas de las cuales 1,364 fueron Wixárikas y donde bajo acuerdo, se establecieron 3 polígonos donde se permite la actividad minera para el beneficio de los pobladores”, señalaron las organizaciones civiles.

Adicionalmente, denunciaron que la Semarnat canceló pláticas con los “auténticos” pobladores de Real de Catorce que hubieran servido para establecer mejores normas de convivencia entre el pueblo huichol y los pobladores del que también es un Pueblo Mágico.

Añadieron que asociaciones y fundaciones nacionales y extranjeras se oponen al desarrollo de la región desconociendo las carencias y necesidades de los residentes, tales como Tamatsima Wa Haa, Grupo Ajagi, FAO y Conservación Humana A.C.

Fuente: El Financiero