Jalisco, Durango y Zacatecas, los más contaminados por arsénico | Zacateks.com

Jalisco, Durango y Zacatecas, los más contaminados por arsénico

La investigadora del Centro Universitario de Ciencias de la Salud, Ruth de Celis, dijo que Jalisco, Durango y Zacatecas son los estados más contaminados por arsénico.

Señaló que es importante no emplear este metaloide para preservar la madera, ni en la formulación de pesticidas, así como a mejorar los sistemas de potabilización del agua.

La también experta del Centro de Investigación Biomédica de Occidente indicó que la presencia de arsénico en esta entidad se da de forma natural, porque el suelo está enriquecido por éste.

Añadió que en otros estados es empleado en diversos procesos como la fabricación de muebles y calzado, cuyos residuos son arrastrados por los cuerpos de agua y dispersados en la entidad.

“También hay algunos municipios donde se fabrican muebles, y la contaminación se va al río Lerma Santiago, por lo que estamos expuestos a esa polución que se dispersa en el medio ambiente”, comentó.

Explicó que las vías de exposición a este elemento químico son: oral (agua, alimentos y medicamentos, sobre todo homeopáticos), respiratoria (ambiental y tabaquismo) y dérmica (agua, suelo y medicamentos).

Detalló que algunas de las patologías que puede inducir la exposición crónica al arsénico son lesiones y hasta cáncer de la piel, “otros males que genera éste y otros contaminantes son pulmonares, vasculares, diabetes mellitus II y lesiones en el hígado”.

“Detectamos en los municipios de El Salto y Juanacatlán, en los estudios que hemos hecho en los últimos tres o cuatro años, que hay muchas personas que tienen cirrosis, sin tener el antecedente de ser alcohólicos, ni tampoco infección viral”, puntualizó.

Afirmó que también han percibido con mucha frecuencia insuficiencia renal crónica “en pacientes que son verdaderamente jóvenes, incluso menores de 20 años”.

Invitó a la población a no comer diario los mismos alimentos, a fin de que el organismo pueda depurarse, “por ejemplo, no es bueno comer todos los días arroz, mariscos y pescados, donde se encuentra mayor presencia de arsénico, no tomar agua de la llave y consumir mucho cítrico a finales del año”.

“Si uno tiene una alimentación más variada, acopia menos tóxicos, es importante que la ciudadanía tenga esta información para que empiece a tener otros hábitos de alimentación y ya después, procurar tomar más agua de buena calidad, para ayudarle al organismo a deshacerse de cosas que no son buenas para la salud”, subrayó.

Fuente: Notimex