Con deficiencias formativas, 99,000 maestros | Zacateks.com

Con deficiencias formativas, 99,000 maestros

El 37.4% de los maestros de educación básica, que aceptaron ser evaluados en el ejercicio que realizó la Secretaría de Educación Pública (SEP), mostraron requerir una “urgente atención” en áreas del conocimiento tales como educación cívica y ética, artes y educación física; seguida por ciencias naturales, geografía, historia, lo mismo que en procesos de lectoescritura y matemáticas.

Al presentar los resultados del Diagnóstico y Proyectos Formativos de la Evaluación Universal de Docentes y Directivos 2011-2012, el secretario de Educación Pública, José Ángel Córdova Villalobos, fue enfático al señalar que esta evaluación “no discrimina, ya que no hay aprobados ni reprobados”, sino información diagnóstica sobre trayectorias formativas, además de que el resultado es personalizado y no comparable con otros docentes, centros de trabajo o entidades.

Y precisó que esta evaluación no califica, sino diagnostica en torno a las áreas del conocimiento que requieren ser reforzadas.

Indicó que anteriormente el sistema educativo no contaba con un análisis individualizado de las necesidades de formación docente; lo que ahora, con esta evaluación, sí puede identificarse.

“Los cursos no siempre correspondían a sus requerimientos, de modo que debían ser más coherentes y pertinentes”, sostuvo el secretario.

Fue el 24 de junio y 6 de julio cuando 264,379 docentes se presentaron a la que fue la Primera Evaluación Universal, cuyos resultados ahora muestran que cerca de 99,000 maestros requieren de una atención inmediata.

Al presentar el diagnóstico, el director de planeación y evaluación de políticas educativas, Bernardo Rojas Nájera, explicó que 37.4% de los docentes evaluados (98,853) se ubicaron como Prioridad 1, es decir, que requieren de atención inmediata, y este mismo ciclo escolar tendrán que actualizarse en varias áreas del conocimiento, dejando al resto en escalas de prioridad 2, 3 y 4; es decir, aquellos que requieren atención al corto y mediano plazo hasta 2015.

Cabe resaltar que dentro de este total la gran mayoría -89,477- son docentes y 9,376 son directivos evaluados.

Prioridades

Dentro de lo que es urgente atender, explicó Rojas Nájera, el mayor porcentaje de profesores se concentró en la unidad de diagnóstico denominada Desarrollo Personal y para la Convivencia, que concentra áreas del conocimiento como artes, formación cívica y ética, así como educación física (con 32,744 docentes que requieren de esta formación).

Le sigue la unidad de Exploración y Comprensión del Mundo Natural y Social (con 22,965 profesores que precisan de una mayor formación en estos tópicos), la cual concentra áreas como ciencias naturales, geografía e historia.

Otra de las unidades a reforzar por 18,293 profesores es la de lenguaje y comunicación, donde se ubican los procesos de lectoescritura, diversidad lingüística y cultural, así como otros 15,475 maestros que requieren de cursos en pensamiento matemático.

Para ello se contará con la participación de más de 300 instituciones de educación superior que ofrecerán más de 1,000 programas académicos, para lo cual la SEP cuenta con 180 millones de pesos.

Al respecto el subsecretario de educación básica, Francisco Ciscomani, insistió en que estos datos no califican sino diagnostican, y no de forma general sino por unidades diagnósticas.

“La idea era que la evaluación respondiera a la pregunta de lo que los maestros necesitaban para ser mejores, y en relación a eso proveer las herramientas”, afirmó al destacar que antes se daban “escopetazos difusos” y ahora con la evaluación se darán “tiros de precisión”.

De acuerdo con el secretario Córdova se buscaba darle un sentido diferente a esta evaluación, haciéndola una evaluación diagnóstico-formativa, sin visión punitiva.

Fuente: El Financiero