4 de octubre, Día Mundial de los Animales | Zacateks.com

4 de octubre, Día Mundial de los Animales

Hoy 4 de octubre se conmemora el Día Mundial de los Animales, celebrado por primera vez en 1931 durante una convención de ecologistas en Italia, con el propósito de hacer un llamado a la humanidad sobre el problema de las especies en peligro de extinción, que desde hace 81 años ya estaban teniendo estragos.

¿Por qué un 4 de octubre? Es celebrado este día porque se conmemora la fiesta de San Francisco de Asís, nacido en Italia en el año 1182, considerado el santo de los animales, quien se dice, renunció a todas riquezas materiales para servir a sus semejantes, entre ellos los animales, quienes consideraba hijos de Dios y los llamaba ‘hermanos’.

San Francisco de Asís decía algo que todavía tiene repercusión: debe respetarse todo tipo de vida, ya que el hombre no podría sobrevivir solo en este mundo.

En su tiempo, estas ideas eran extrañas y menospreciadas. Fue hasta 1980 que el Papa Juan Pablo II lo nombró patrono de los ecologistas y los animales. Entonces, la conmemoración presentó más auge, incluso en muchos países se festeja la ‘Bendición de las mascotas’, donde los dueños las llevan a las iglesias para tomar misa y ser bendecidas.

Pero no fue sino hasta 1977 cuando se decretó la Declaración Universal de los Derechos de los Animales, aprobada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). En 14 artículos se resume que todos los animales nacen iguales ante la vida y tienen los mismos derechos a la existencia.

Muchos más que perros y gatos

En el mundo habitan alrededor de 8.7 millones de especies, entre mamíferos, aves, reptiles, peces, insectos, y demás; sin embargo, apenas se conocen 1.3 millones, es decir, el 86% de las especies terrestres y 91% de las marinas aún son desconocidas por el hombre, según un censo realizado por la Universidad de Hawaii, en Estados Unidos en 2011.

A pesar de ser cifras elevadas, la extinción de algunas especies también es notoria: se calcula que hay alrededor de 17,000 en peligro de extinción, las que se encuentran en una situación más crítica son el gorila de montaña, el lobo rojo, el lince ibérico, el tigre de Sumatra, el rinoceronte negro, el hipopótamo pigmeo y la vaquita marina, sólo por mencionar unos cuantos.

México es uno de los países más diversos en cuanto a población animal, de hecho, el 10% de todas las especies conocidas pueden encontrarse aquí, 900 de ellas son endémicas, exclusivas del territorio nacional.

Lo anterior implica una gran responsabilidad ambiental, por  lo que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), es la encargada de controlar el deterioro ambiental en el país, tanto en ciudades como en selvas, bosques, costas y hasta desiertos. Este organismo tiene  la capacidad de sancionar a quienes infrinjan la ley en cuanto a protección ambiental, por ejemplo, incautar animales salvajes que se tengan en cautiverio sin los permisos pertinentes.

Compartiendo el mundo

Siendo más de 7,000 millones de habitantes, el hombre comparte el planeta con muchos más miles de millones de animales, no sólo con los domésticos, también con los salvajes e incluso con los desconocidos. El Día Mundial de los Animales, es un recordatorio al ser humano de que afortunadamente no se encuentra solo en este mundo, y por ende, debe respetar y cuidar a todas las formas de vida que en él habitan.

Fuente: El Financiero

Hoy 4 de octubre se conmemora el Día Mundial de los Animales, celebrado por primera vez en 1931 durante una convención de ecologistas en Italia, con el propósito de hacer un llamado a la humanidad sobre el problema de las especies en peligro de extinción, que desde hace 81 años ya estaba teniendo estragos.

¿Por qué un 4 de octubre? Es celebrado este día porque se conmemora la fiesta de San Francisco de Asís, nacido en Italia en el año 1182, considerado el santo de los animales, quien se dice, renunció a todas riquezas materiales para servir a sus semejantes, entre ellos los animales, quienes consideraba hijos de Dios y los llamaba ‘hermanos’.

San Francisco de Asís decía algo que todavía tiene repercusión: debe respetarse todo tipo de vida, ya que el hombre no podría sobrevivir solo en este mundo.

En su tiempo, estas ideas eran extrañas y menospreciadas. Fue hasta 1980 que el Papa Juan Pablo II lo nombró patrono de los ecologistas y los animales. Entonces, la conmemoración presentó más auge, incluso en muchos países se festeja la ‘Bendición de las mascotas’, donde los dueños las llevan a las iglesias para tomar misa y ser bendecidas.

Pero no fue sino hasta 1977 cuando se decretó la Declaración Universal de los Derechos de los Animales, aprobada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). En 14 artículos se resume que todos los animales nacen iguales ante la vida y tienen los mismos derechos a la existencia.

Muchos más que perros y gatos

En el mundo habitan alrededor de 8.7 millones de especies, entre mamíferos, aves, reptiles, peces, insectos, y demás; sin embargo, apenas se conocen 1.3 millones, es decir, el 86% de las especies terrestres y 91% de las marinas aún son desconocidas por el hombre, según un censo realizado por la Universidad de Hawaii, en Estados Unidos en 2011.

A pesar de ser cifras elevadas, la extinción de algunas especies también es notoria: se calcula que hay alrededor de 17,000 en peligro de extinción, las que se encuentran en una situación más crítica son el gorila de montaña, el lobo rojo, el lince ibérico, el tigre de Sumatra, el rinoceronte negro, el hipopótamo pigmeo y la vaquita marina, sólo por mencionar unos cuantos.

México es uno de los países más diversos en cuanto a población animal, de hecho, el 10% de todas las especies conocidas pueden encontrarse aquí, 900 de ellas son endémicas, exclusivas del territorio nacional.

Lo anterior implica una gran responsabilidad ambiental, por  lo que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), es la encargada de controlar el deterioro ambiental en el país, tanto en ciudades como en selvas, bosques, costas y hasta desiertos. Este organismo tiene  la capacidad de sancionar a quienes infrinjan la ley en cuanto a protección ambiental, por ejemplo, incautar animales salvajes que se tengan en cautiverio sin los permisos pertinentes.

Compartiendo el mundo

Siendo más de 7,000 millones de habitantes, el hombre comparte el planeta con muchos más miles de millones de animales, no sólo con los domésticos, también con los salvajes e incluso con los desconocidos. El Día Mundial de los Animales, es un recordatorio al ser humano de que afortunadamente no se encuentra solo en este mundo, y por ende, debe respetar y cuidar a todas las formas de vida que en él habitan.