No habrá fast track en Reforma Laboral: Gamboa Patrón | Zacateks.com

No habrá fast track en Reforma Laboral: Gamboa Patrón

En medio de un cerco creado por cientos de manifestantes antirreformistas, el Senado de la República dio entrada a la minuta de reforma laboral que aprobó la Cámara de Diputados y la turnó a la Comisión del Trabajo, que de inmediato fue instalada para iniciar su desahogo.

La Mesa Directiva, que encabeza Ernesto Cordero, anunció que no cederá a las presiones de los opositores a las reformas y que de ser necesario buscará sedes alternas para no interrumpir las tareas legislativas.

Los legisladores tuvieron serias dificultades para ingresar al recinto, por lo que la sesión comenzó poco después de la hora programada. Frente al recinto, legisladores de las izquierdas y sindicalistas independientes realizaron un mitin.

Por la tarde, los dirigentes sindicales fueron recibidos por senadores en una mesa donde expusieron sus críticas a la minuta aprobada en San Lázaro.

En tanto, la Comisión del Trabajo y Previsión Social del Senado se declaró en “sesión permanente” y anunció que en las horas próximas presentará a la Mesa Directiva el calendario de trabajos de esa instancia, a fin de tener listo el dictamen de la minuta en materia de reforma laboral, dentro de los plazos establecidos en la ley.

En la reunión vespertina de ese cuerpo legislativo, que tuvo una duración de media hora, los senadores del PAN, Javier Lozano Alarcón, y los tricolores Armando Neyra Chávez -quien lucía unos lentes al estilo del líder histórico de la CTM, Fidel Velázquez- e Isaías González, cuestionaron la propuesta de la perredista Alejandra Barrales Magdaleno, de realizar foros para escuchar a todos los sectores involucrados en este tema.

Sin embargo, el presidente de esa comisión, el priista Ernesto Gándara, aseguró que en esta discusión “se va a escuchar a todos, principalmente porque tenemos una obligación constitucional que cumplir con una actitud de diálogo”.
El despertar

El Senado de la República amaneció cercado por cientos de manifestantes.

Los manifestantes, muchos de ellos integrantes de agrupaciones sindicales independientes y estudiantes que estrenaron un “sentón” contra la reforma laboral, hicieron todo para evitar el acceso de los legisladores.

Sin embargo, al final pudo instalarse la sesión y el presidente de ese órgano de gobierno senatorial, Ernesto Cordero Arroyo, declaró que en la Cámara alta no están presionados por esas manifestaciones de rechazo a esta legislación, por lo que dio entrada a la minuta y turnó el proyecto de decreto a las comisiones unidas del Trabajo y Previsión Social, así como de Estudios Legislativos, Primera, para su análisis y dictaminación.

Las protestas en las calles aledañas a la Cámara de Senadores fueron tales que el presidente de la Comisión del Trabajo, el priista Ernesto Gándara Camou, tomó la decisión de adelantar la instalación de esa instancia legislativa, la cual arrancó sus trabajos ayer a las cinco de la tarde y este miércoles como estaba previsto.

Ya con el acelerador a fondo para avanzar en el trámite parlamentario de esta minuta -la cual tendrá que ser desahogada en un plazo de 30 días, como lo establece la última reforma constitucional en materia política sobre las iniciativas preferentes del jefe del Ejecutivo federal-, el pleno de la Mesa Directiva del Senado también aprobó un acuerdo para llevar, de ser necesario, las sesiones de este órgano legislativo a alguna sede alterna.
No al fast track

Ante la notoria premura para sacar adelante este proyecto, el presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara alta, el priista Emilio Gamboa Patrón, rechazó que se vaya a dar una aprobación fast track de esta espinosa iniciativa preferente del presidente Felipe Calderón.

Negó también que en la discusión de la reforma laboral se vaya a aplicar una “mayoría aplastante” de las bancadas del PRI, PAN y PVEM para avalar la minuta prácticamente en los términos en que fue enviada de San Lázaro, y puntualizó que más bien “las mayorías siempre ganan en las democracias”, aunque “de lo que se trata es de construir acuerdos”.

El político yucateco también subrayó que la bancada senatorial del tricolor estará abierta para escuchar a todos: “a los líderes obreros de cualquier corriente, de izquierda, de derecha, de centro”.

Por ello, sostuvo que “cualquiera que quiera venir a platicar con los senadores (del PRI), vamos a estar abiertos, como también estaremos abiertos a escuchar a los empresarios de este país, a los líderes empresariales que tengan algún punto de vista en el tema”.

Fuente: El financiero