Centro Histórico de Zacatecas y su actualidad | Zacateks.com

Centro Histórico de Zacatecas y su actualidad

El traslado de seis dependencias del gobierno estatal a la llamada Ciudad administrativa, a las afueras de la capital, ha replanteado entre especialistas y sociedad la interrogante sobre “qué hacer” con el centro histórico (CH) de Zacatecas, considerado desde 1997 como Patrimonio Histórico por la Unesco. ¿Repoblarlo, destinarlo exclusivamente a los servicios, convertirlo en corredor peatonal o zona turística?

Alberto Silva Almaraz, responsable del Plan de Manejo del Centro Histórico (CH) de Zacatecas (por la parte municipal), sostiene que antes de decidir el futuro del perímetro se requiere de la mayor información posible. Información que está en disposición de todos los interesados en el INEGI. “La clave es no perder su habitabilidad”, subraya.

Actualmente, el CH de Zacatecas “no está en las mejores condiciones para proporcionar una buena calidad de vida”. Su diagnóstico inicial habrá de recuperar sus orígenes, los que se remontan a 450 años atrás, fecha de la fundación de la ciudad, y que estaba “contenida” precisamente en el CH, un perímetro de 100 hectáreas que corre alrededor de la calle Hidalgo, donde se ubican el Teatro Calderón, Portal de Rosales, Mercado Jesús González Ortega, Catedral, Plaza de Armas, entre otras riquezas arquitectónicas.

Fue hasta la década de los 60, precisa Silva Almaraz, cuando la totalidad de la vida zacatecana dejó de girar en torno a su centro, coincidiendo con la expansión de la urbe hacia el municipio de Guadalupe. “Todo se hacía aquí”. Es desde 1965 que comienza a valorarse y protegerse el perímetro, con la creación de la Junta de Monumentos, que con el llamado Plan “atiende” al sitio desde los ámbitos municipal, estatal y federal.

De acuerdo a Silva Almaraz, el CH se ha desarrollado a partir de los Planes parciales de desarrollo, que en el tiempo han ido definiendo mejor sus espacios. Un primero que contiene los principales monumentos, y un segundo que abarca otras manzanas y barrios. “La soberanía del CH está en los zacatecanos, si bien la UNESCO hace recomendaciones”.

La manera en que la zona ha sido atendida por las autoridades se basa en la división en dos perímetros; éstos suman unas 200 hectáreas. En ambas viven actualmente cerca de 17 mil personas, respectivamente. Se sabe además que, en el perímetro central, hay alrededor de 10 mil viviendas; de ellas mil 600 están deshabitadas e incluso unos 15 grandes predios están en peligro de desaparecer.

[quote]Contaminación de fachadas[/quote]

Lo que sucede con los predios es que se utilizan parcialmente, y esto hace que se deterioren, identifica Silva Almaraz. A todo ello habrá que sumarle que diariamente se realizan en el CH unos 27 mil traslados, de los cuales el 12 por ciento es hacia el exterior y 27 hacia el interior. “El 30 por ciento llega en auto, el 28 en transporte público y el 42 a pie”, cuantifica el informante.

Otro dilema del sitio es precisamente el transporte público. Producto de que es un servicio “obsoleto y deteriorado”. Continuamente se observan camiones que cruzan el perímetro principal semivacíos y contaminando las fachadas históricas.

Un primer análisis sobre la salida de alrededor de dos mil 600 empleados de la zona, revela que el tráfico vehicular no se modificó sustancialmente; al igual que los servicios, y es que en la zona constantemente “se abren y cierran comercios, producto de una problema económico que viene de lejos”.

Y para rematar está el dilema del ambulantaje, característico de las grandes urbes, y que en el CH de Zacatecas persiste pese a la oposición de los comerciantes establecidos y de las autoridades municipales que constantemente pretenden regularlo.

[quote]Ciudad museo[/quote]

Cuenta José Rivera de Bernárdez, considerado uno de los fundadores de la ciudad de Zacatecas hace más de 450 años, que ésta hubo de asentarse en una olla o barraca, lo cual tiene un doble significado: “debajo de ella, el caudal de su plata; sobre ella, las piedras que son el sustento de su magnificencia”. En el tiempo y contra su geografía misma, la ciudad fue levantándose con casas, calles y templos dando imagen a una topografía artera. “A lo largo de su historia y fruto del afán de convertir este espacio en una conjunción de tangible e intangible elocuencia —se advierte en el recientemente puesto en circulación Zacatecas, capital de la cultura y el arte—, hoy se abre como un variado prisma de sobrada belleza.

Ahora mismo, la ciudad pelea los títulos de “ciudad-museo” y “ciudad de los museos”. En ella se encuentran el de Arte Abstracto Manuel Felguérez, el Rafael Coronel, el Pedro Coronel y el Francisco Goitia, entre otros.

Fuente: Milenio