Tensión entre China y Japón por unas islas | Zacateks.com

Tensión entre China y Japón por unas islas

Las disputas de territorios y dominios ha sido desde el principio de la historia una situación que genera desde crisis diplomáticas, tensión y malos ratos, hasta guerras, muerte e imposición de creencias e ideologías.

Pareciera que lo anteriormente mencionado es una situación que se debe de haber extinto junto con otros “errores” del pasado, sin embargo es una situación totalmente latente y no entre particulares o pequeñas naciones, sino entre 2 de las grandes potencias asiáticas, Japón y China, que a causa de la disputa de una islas se está incrementando la tensión en sus relaciones.

Aquí los detalles difundidos por Notimex:

Seis barcos chinos llegaron este viernes a las islas Diaoyu o Sensaku (como las conocen China y Japón, respectivamente), nacionalizadas esta semana por Tokio, en un nuevo episodio de la escalada de fricciones que desde hace meses sufren las relaciones entre las dos potencias de Asia.

“Dos grupos de barcos de vigilancia chinos llegaron a las aguas junto a las islas Diaoyu y a las otras islas adyacentes el 14 de septiembre para comenzar a patrullar y hacer respetar la ley”, indicó un comunicado del ministerio de Relaciones Exteriores chino.

“Estas actividades para hacer respetar la ley están destinadas a demostrar la jurisdicción de China sobre las islas y a salvaguardar los intereses marítimos”, agregó el documento, que no precisa si se trata de buques civiles o militares.

Japón, por su parte, confirmó la llegada de barcos chinos por primera vez desde que decidió nacionalizar las islas, y su primer ministro, Yoshihiko Noda, dijo que Tokio “hará todo lo necesario para vigilar a los barcos” en unas aguas que el país nipón considera sus aguas territoriales.

La tensión entre China y Japón por el control de estas islas en el Mar del Este de China no ha dejado de aumentar las últimas semanas después de que Pekín y Tokio se enfrascaran en sus disputas territoriales, que amenazan con hacer descarrilar las difíciles y complejas relaciones entre las dos potencias asiáticas.