YoSoy132 muestra en contrainforme “la otra cara” de Zacatecas | Zacateks.com

YoSoy132 muestra en contrainforme “la otra cara” de Zacatecas

En esta entidad viven unos 112 mil jóvenes que ni estudian ni trabajan, “mismos que habrán de convertirse en el ejército sicario de reserva”, expusieron jóvenes del movimiento #YoSoy132 que “tomaron” este día la tribuna del Congreso del Estado para contrastar con información de académicos la realidad del estado, al cumplirse el segundo año de gobierno del priista Miguel Alonso Reyes.

Mientras tanto, Alonso Reyes emitía un mensaje en un evento blindado por cientos de elementos de las corporaciones estatales y ante 2 mil invitados especiales en el Palacio de Convenciones.

Los jóvenes irrumpieron en el recinto legislativo a pesar de que el personal del Congreso pretendió obstruirles el paso, para lo cual incluso rompieron una puerta de cristal cuando les cerraban el acceso.

A oscuras, con un megáfono y auxiliados con la luz de un teléfono celular, los integrantes de este movimiento exhibieron la otra cara de una entidad que, señalaron, acepta las limosnas de las compañías mineras, las cuales dejan sólo ocho centavos de cada mil dólares que extraen de las tierras de esta entidad.

También resaltaron el hecho de que el 60% de la población del estado vive en situación de pobreza; más del 64% carece de seguridad social y unos 200 mil habitantes con pobreza crónica.

La elevada migración de la población fue otro rubro que mencionaron, con información de académicos universitarios, quienes quisieron aprovechar un espacio que el gobernador Alonso Reyes “dejó vacío”:

“Somos el estado de despoblación, que se da en un 70% de los 58 municipios del estado”, señalaron, al citar que alrededor de 28 mil zacatecanos emigran cada año, principalmente a Estados Unidos.

Además, calificaron como parte del panorama de violencia social “la carencia de fuentes de trabajo dignos, el desmantelamiento del sistema de subsistencia social, la migración forzada, la pobreza extrema, la exclusión social y la ciudadanía mínima”.

Jubilados y exbraceros, así como otras organizaciones civiles, se unieron a esta protesta simbólica en el edificio del Congreso, y asistieron a este “contrainforme” presentado por  los jóvenes del 132.

Fuente: Proceso