Concluyeron los juegos Paralímpicos de Londres | Zacateks.com

Concluyeron los juegos Paralímpicos de Londres

Tras un par de intensas semanas de competencias deportivas, dónde se mostró la capacidad de los seres humanos en todas las condiciones posibles de realizar grandes hazañas, el pebetero de los juegos paralímpicos de Londres  se extinguió.

La competencia representó una buena participación de los mexicanos al ganar 21 medallas en total, 6 de oro, 4 de plata y 11 de bronce, concluyendo en el lugar número 23 del medallero, habiendo detrás de cada una, grandes historias de lucha y superación.

Como “broche de oro” el día de ayer se efectuó una espectacular ceremonia de clausura, dónde los principales protagonistas fueron Coldplay, aquí los detalles difundidos por Notimex:

Un espectáculo pirotécnico, con gigantes camiones alegóricos, trapecistas y música de Coldplay, Rihanna y Jay Z bajó el telón de los Juegos Paralímpicos Londres 2012.

La ceremonia de clausura, con elementos escénicos llenos de simbolismo, fue una celebración al fuego, a los ciclos de la vida, y a los atletas paralímpicos.

El espectáculo inició con decenas de antorchas en el escenario, para dar lugar al himno nacional británico, “God Save the Queen”, entonado por la cantante Lissa Hermans, quien es ciega y autista.

La ceremonia incluyó un tributo a las Fuerzas Armadas y la participación de un ex integrante del ejército, Rory Mackenzie, quien dirigió un mensaje de unión.

Después tuvo lugar el vistoso desfile de banderas de las 164 naciones representadas en estos Juegos Paralímpicos, con la canción “Life in Technicolor”, de Coldplay, en el fondo.

Los abanderados formaron un enorme corazón al centro del escenario central, que fue encendido con fuego y extinguido en cuestión de momentos.

En medio de la música que animó la gala de clausura, apareció un desfile caótico de vehículos fantásticos en forma de pez, dinosaurio, un enorme saltamontes construido con partes de camiones de guerra y submarinos, y una máquina del tiempo.

La banda británica Coldplay, que ha vendido 50 millones de discos a nivel mundial encabezó la celebración musical con Us Against the World.

El vocalista Chris Martin animó la emotiva noche con su éxito musical Yellow, ante los atletas paralímpicos como invitados especiales, quienes tomaron su lugar desde el comienzo del espectáculo.

El festival del fuego continuó mientras Coldplay tocaba Up in Flames y continuó con su éxito “Paradise”, mientras una veintena de acróbatas descendieron de lo alto del estadio portando fuegos pirotécnicos danzantes, que se extinguieron poco a poco, poniendo fin al otoño.

La representación del invierno comenzó con una lluvia de nieve artificial que cayó en todo el estadio con capacidad para 80 mil espectadores, mientras Coldplay tocaba Violet Hill, y la Reina de la Nieve, personificada por la bailarina amputada Viktoria Modesta, aparecía en escena rodeada de veinte cuervos gigantes.

La primavera llegó al escenario con decenas de rayos láser y luces de neón iluminando el escenario, mientras Coldplay cantaba Clocks.

Unos 120 niños de escuelas locales, algunos con discapacidades, vistieron de color el gigante camión en forma de pez y le dieron vida, con Charlie Brown como música de fondo.

La sorpresa de la noche fue la cantante estadounidense Rihanna, quien apareció a bordo de un vehículo gigante en forma de barco, para entonar Princess of China, éxito musical que interpreta a dueto con Chris Martin.

Rihanna puso a bailar a los espectadores con We found Love y Chris Martin animó a la audiencia con Viva la Vida, para de inmediato dar lugar a la entrega oficial de la estafeta simbólica de Londres a Río de Janeiro.

La bandera paralímpica ondeó en el escenario y fue entonado el himno nacional de Brasil, sede de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos 2016.

Durante su actuación de ocho minutos, artistas brasileños bailaron samba, capoeira y ballet clásico, como una prueba de la cultura del país sudamericano.

La noche concluyó con la extinción de la flama del pebetero paralímpico, que estuvo a cargo de los medallistas británicos Ellie Simmonds, quien conquistó cuatro preseas en natación, y Jonnie Peacock, ganador del oro en los 100 metros categoría T44.