98° aniversario de la toma de Zacatecas | Zacateks.com

98° aniversario de la toma de Zacatecas

Una fecha que está presente en la memoria colectiva del mexicano y zacatecano en particular, gracias a los relatos, fotografías y escenarios aun existentes, es “la toma de Zacatecas”, de la que este pasado sábado conmemoramos el 98° aniversario.

El 23 de junio de 1914 “El disparo de un cañón a las diez de la mañana en punto anunció el inició de la batalla”, la lucha era entre las fuerzas del General Francisco Villa contra el ejercito del “usurpador” Huerta, Villistas contra federales.

Tras una cruda batalla “Hacia las 5:40 de la tarde, el triunfo de la División del Norte estaba cerca”, tomando minutos después La Bufa y el cerro del Grillo, prosiguiendo con una marcha por las calles de la ciudad, dónde según testimonios, se vivió una de las mas crudas matanzas de la revolución.

“Los revolucionarios acabaron con todos los soldados federales que encontraron a su paso. Saquearon casas, edificios y oficinas. En algunos casos arremetieron incluso contra la población civil. Los siete kilómetros que mediaban entre Zacatecas y la población de Guadalupe terminaron tapizados de cadáveres impidiendo el tránsito de carruajes. Las tropas villistas avanzaban poco a poco hacia las posiciones federales, tomando cada una a sangre y fuego.”

“Los resultados de la lucha fueron: casi seis mil muertos y trescientos heridos de los federales; mil muertos y doscientos heridos de los revolucionarios. Más de tres mil federales prisioneros, de los cuales, algunos fueron fusilados, otros incorporados al ejército de Villa

La importancia histórica de la toma de Zacatecas se debe a que en aquel entonces la ciudad era una de las principales plazas del país, Zacatecas era uno de los principales productores de plata, contaba con importantes vías ferroviarias que conectaban hacía todo México y además era uno de los principales puntos de eventos sociales; el tener posesión de este lugar representó un paso importante para las fuerzas revolucionarias.

Una nueva revolución necesitamos en estos días, pero no con armas y crudas matanzas como las vividas en aquella etapa de nuestra historia, revolución de pensamiento y de ideas, ¿está en marcha?

¿Qué opinas de este hecho histórico?