¿Hasta que la muerte los separe? | Zacateks.com

¿Hasta que la muerte los separe?

Tal parece qué esta “máxima romántica” y planteada incluso por algunas religiones, es un hecho qué cada vez sucede menos; sí te pones a pensar un rato, seguro tienes algún amigo o amiga qué directa o indirectamente ha afrontado un divorcio.

En nuestro estado, en los últimos 10 años se han duplicado los casos de divorcios, por lo qué la cohesión de las familias, qué a pesar de todo sigue siendo el núcleo más importante de la sociedad, se ve afectado.

Para darte una idea de esta situación, te comparto algunos datos del INEGI:

A)     En el 2001 se presentaron 796 divorcios en el estado, mientras qué para el 2010 la cifra aumentó a 1,438.

B)      En el 2001, 7 de cada 100 matrimonios se divorciaban en el estado, la cifra, como te comenté, se ha duplicado.

C)      Los municipios con mayor incidencia en casos de divorcio son Fresnillo y Zacatecas.

D)     Los matrimonios también han disminuido; en el año 2001 se registraron 11,174, cifra qué 10 años después ha disminuido a 9,817.

La  incidencia de divorcios se da en parejas de diversas edades, y cabe destacar que hay uniones que no duran más allá de unos cuantos meses.

Aparte del factor moral involucrado, y el “peso del fracaso del matrimonio” para algunas personas; lo que desencadenan los divorcios son generalmente problemas para los hijos, principalmente cuando estos aun tienen una corta edad.

El caso, es que la vida está llena de compromisos, y al momento de aceptarlos, vale la pena analizar sí se cuenta con la suficiente madurez y compromiso, por ambas partes, para afrontarlo, no se deben tomar decisiones a la ligera, mucho menos cuando pueden repercutir al resto de nuestras vidas.

Con lo mencionado, no es la idea de “satanizar” al divorcio, es un derecho jurídico importante en países desarrollados, cuándo los problemas, crisis y demás situaciones merman la relación de pareja, pero… no hay que tener la idea de “me caso, le calo un rato, y si no me divorcio”, no se debería de tomar tan a la ligera.