Final de película, Manchester City campeón | Zacateks.com

Final de película, Manchester City campeón

El calificativo para un parito de futbol normalmente es bueno, malo, intenso, aburrido, etc. Pero… ¿cuándo un partido de futbol, se vuelve “de película”?

Bueno, en este caso se trata de dos partidos jugados a la par, para definir al campeón de la Liga Premier de Inglaterra, mientras en el estadio de Sunderland el Manchester United estaba obligado a ganar y esperar (86 +55), en el estadio del Manchester City (86 +63), qué enfrentaba al Queen Park Rangers, se vivió algo fuera de lo esperado.

Mientras en Sunderland el Manchester United comenzó ganando desde el minuto 20 con gol de Wayne Rooney, el Manchester City hacia lo propio con gol al minuto 39 de Pablo Zabaleta, de esta manera concluyó el primer tiempo y todo permanecía aun como “moneda en el aire”.

Sin embargo los segundos 45 minutos de ambos encuentros pareciera fueron escritos por algún cineasta:

A los minutos 48 y 66, dos goles del QPR proclamaban campeón al Manchester United, lo qué parecía toda una hazaña del equipo qué luchaba por no descender, e incluso jugando con un hombre menos desde el minuto 55, Manchester City luchaba, pero no lograba anotar.

En el otro partido mientras tanto, Manchester United sabía qué era campeón y se dedicaba a cuidar el resultado, con algunas llegadas y el saber qué faltando 3 minutos para el final, solamente 2 goles del City, le quitarían su campeonato número 20 en la historia de la liga inglesa, algo “prácticamente imposible”; pero, a un minuto del final de su partido en el 90+2 se enteraron de qué el City había logrado el empate, por lo qué “las luces rojas se encendieron”.

Tras concluir el partido del Manchester United, al City le quedaban 2 minutos para lograr la hazaña, y… en el 90+4, el “gran acto final” llegó, con gran jugada del argentino Sergio “Kun” Agüero, la pelota rebasó la línea… logrando la hazaña, dejando cabizbajos a sus vecinos de ciudad qué minutos antes ya celebraban.

Tras 44 años de no ser campeones, los ciudadanos logran levantar de nueva cuenta la copa de la liga inglesa,  con un final “no apto para cardiacos”.

Por cierto, el Chicharito se quedó en la banca del Manchester United.