Historia de los Callejones en la Av. Hidalgo en Zacatecas | Zacateks.com

Historia de los Callejones en la Av. Hidalgo en Zacatecas

“Callejón de las campanas” por ToñoOrtiz

Continuando con la historia de las calles y callejones de Zacatecas, en esta publicación veremos por qué los callejones que están en la Av. Hidalgo llevan los siguientes nombres:

  • Callejón de la Cruz de Moya
  • Callejón de Osuna
  • Callejón de las Campanas
  • Callejón de Veyna
  • Callejón del Santero
  • Callejón de la Palma
  • Callejón de la Caja y
  • Callejón de Portales
Si tienes alguna fotografía de estos callejones, no dudes en compartirla para acompañar la publicación

[box_dark]Callejón de la Cruz de Moya[/box_dark]

Malamente llamado de Luis Moya, nos recuerda a Fr. Juan Bautista de Moya, el Apóstol de Tierra Caliente, fraile agustino cuyo báculo misional tenía como característica el que su fronda remataba en una gran cruz formada del mismo follaje, en el cual se apoyaba no solo para caminar, sino también para sus acciones milagrosas que hacía tan portentosa su historia que parece increíble como realidad, y más bien se tiende a contarla entre las proezas de la leyenda dorada. Durante muchos años y a partir de que enfrente se encontraba la fuente de Santa Teresa, a la cual acudía la población a surtirse del agua que provenía de la presa de Olivos, también se le llamó callejón de Santa Teresa

[box_dark]Callejón de Osuna[/box_dark]

También es uno de los pocos que conservan su nombre original, el cual se remonta al 8 de agosto de 1960, en que los hermanos Vicente y Nicolás de Saldívar y Oñate vendieron a don Sebastián de Osuna un terreno situado al pie del cerro de la Buda, donde éste construyó una mansión que fue el origen del callejón que lleva su nombre y que, en aquel entonces, bajaba de la calle del Maestre de Campo al arroyo, al igual que el anterior.

[box_dark]Callejón de las campanas[/box_dark]

Es muy probable que su primer nombre fuera el de callejón del Campanero, refiriéndose al lugar en que habitaba este servidor de la Parroquia, pero con el tiempo quedó simplemente el de Las Campanas, comprendido entre el costado norte de la Parroquia y la casa que habitó el Gral. Jesús González Ortega, la cual posteriormente se convirtió en Gran Hotel Francés y en la actualidad, con el nombre de anexo al Palacio de Gobierno, alberga diversas dependencias del Ejecutivo, entre ellas el despacho del Gobernador, el del Secretario General de Gobierno.

La principal característica de este callejón es el estar cubierto en parte por una bóveda que sostiene el edificio, lo cual tiene la siguiente explicación: el 6 de julio de 1863, después de escapar de los franceses que lo hicieron prisionero en Puebla, el Gral. González Ortega recibió de manos de Severo Cosío el gobierno de Zacatecas y al darse cuenta de que el costado sur de su casa amenazaba con venirse abajo, denunció ante la Asamblea Municipal de Zacatecas el viento del callejón de las Campanas. Solicitud que fue aceptada por dicha Corporación, la que también aprobó no cobrarle derechos de ninguna clase en atención a los servicios que ha prestado a la causa que sostiene a la República.

Una vez que tuvo en su poder los títulos respectivos, el Gral. González Ortega procedió a construir la bóveda que cubría el callejón y aseguró, por un lado su casa y por el otro la Parroquia, con lo cual nos heredó este hermoso callejón techado, en un aparte de su actual extensión, lo cual se debe a que en aquellos tiempos ambos edificios solo llegaban hasta donde está cubierto, que era el margen poniente del arroyo principal de la ciudad el cual fue cubierto en 1889 por el llamado puente de Silao, lo que permitió que las construcciones se extendieron a sus límites actuales y el espacio correspondiente del callejón quedó al descubierto.

[box_dark]Callejón de Veyna[/box_dark]

Debió formarse desde los últimos años del siglo XVI o principios del XVII, a partir del establecimiento de los jesuitas en Zacatecas, si tomamos en consideración que era necesaria la existencia de una vía de comunicación con el nuevo grupo misional, especialmente entre los jesuitas y el palacio del Maestre de Campo don Vicente Saldivar de Mendoza y su esposa doña Ana Tremiño de Bañuelños, sus benefactores, quienes donaron los fondos para la construcción de edificios que ocuparon el colegio y el templo.

Aunque se registran varios nombres, comúnmente se le llamaba el callejón que sube a la Compañía; hasta finales del siglo XIX se le da el de callejón de Veyna, en reconocimiento al empeño que puso en embellecer la ciudad don Manuel González Veyna, regidor primero de la Asamblea Municipal, quien atendió con trabajo y dinero a la formación del jardín Hidalgo en el sitio que ocupara la plazuela del Maestre de Campo, con lo cual se proporcionó a los zacatecanos un magnífico sitio para su recreación.

[box_dark]Callejón de  el Santero[/box_dark]

En un principio se le denominaba sencillamente como el callejón que sube de la Plaza Principal al Colegio de la Compañía de Jesús; como su nombre lo indica, en este se encontraban ubicados los talleres de construcción o reparación de santos, productos que, dada la religiosidad de los zacatecanos, debieron tener gran demanda. Conservó este nombre hasta el 28 de diciembre de 1934, día en que el Ayuntamiento acordó sustituirlo por el insigne Dr. Valentín Gómez Farías, cuya trayectoria política está íntimamente ligada a Zacatecas, pues llegó a ocupar el cargo de vicegobernador del Estado.

A pesar de esto, en el ánimo de los zacatecanos predomina el nombrede El Santero, pues aún se le conoce como tal; por cierto que en los altos de la casa que hace esquina norte con la avenida Hidalgo, el 9 de abril de 1911, al entrar Luis Moya en Zacatecas, este se detuvo a saludar a su hija Amalia, en medio de los tiros de los federales que defendían la ciudad.

[box_dark]Callejón de la Palma[/box_dark]

Se conoce con este nombre al que conduce al edificio que fue la Casa de la Moneda, donde funcionaron hasta no hace mucho las oficinas de la Secretaría de Finanzas y Tesorería; se le denomina de esta manera porque en el edificio que hace esquina norte con la avenida Hidalgo, estuvo establecida la negociación de este nombre; anteriormente se llamó callejón del Ensaye, debido a que en la contra esquina se valoraban los minerales para captar el porcentaje correspondiente a la Corona.

[box_dark]Callejón de la Caja[/box_dark]

Surge a partir de 1827, al inaugurarse y ponerse en servicio el portal de Rosales, del cual marca el límite norte, su nombre deriva del de la calle de la Caja.

[box_dark]Callejón de Rosales[/box_dark]

Tuvo el mismo origen que el anterior; es el límite sur del portal, del cual toma su nombre.

La información de los callejones aquí mostrada pertenece al Libro: Calles y Callejones de Zacatecas de la Fundación “Roberto Ramos Dávila” A.C. quien tiene todos los derechos reservados.