Por qué se dice que las patas de conejo son de buena suerte | Zacateks.com

Por qué se dice que las patas de conejo son de buena suerte

En algún punto de nuestra vida, la mayoría de nosotros ha tenido “algo” que creemos que nos protege o nos trae buena suerte. Puede ser una cachucha, un par de calcetines, un llavero, una joya, una piedra o cualquier otro objeto ordinario que tiene un significado mucho mayor para nosotros o que nos “ofrece” tranquilidad cuando más la necesitamos. Yo recuerdo haber tenido una pulsera de tela y una canica que, según yo, me traían suerte.

Sin embargo, nunca he tenido una pata de conejo. Y hay que aceptar que llevar una no es más extraño que llevar una piedra para “ayudar” a que las cosas salgan mejor, aunque hay algo un poco “espeluznante” al llevar una parte del cuerpo de un animal muerto para la suerte. Aún si es artificial. (Además, si no es real, ¿todavía da suerte? Después de todo no pasó por el proceso que “hace la fortuna”)

¿Tienes algún fetiche?

Los amuletos son fetiches en esencia: objetos que culturalmente poseen propiedades mágicas. Pero también han sido construidos para dar poder social. ¿Por qué alguien lleva un amuleto de la suerte? Porque uno cree que necesita buena fortuna de alguna manera. Pero también sugiere que el propietario del amuleto tiene mala suerte, o carece de confianza – que es la razón por la que los amuletos suelen ser objetos pequeños y/o discretos. Esto se mantiene con la creencia general de que el propoetario le da un valor falso o exagerado a tales artículos; artículos infantiles y triviales que pueden ser rechazados fácilmente por otros.

A pesar de este trasfondo, este conportamiento persiste. Así que ¿de donde sacan su poder los amuletos?

Elementos subversivos.

El folclorista Bill Ellis rastrea la tradición de la pata de conejo a un tema interesante de subversión evidente en las formas que estos amuletos eran certificados – el proceso con el que se creaban determinaba la efectividad del amuleto. Por ejemplo, un anuncio decía: “Pata trasera izquierda de un conejo matado en el cementerio del condado a media noche, durante la luna nueva, en el 13avo día del mes, por un negro bizco, zurdo, pelirojo, piernas chuecas montando un caballo blanco.”

Ellis etiqueta estos términos descriptivos como “elementos inversos” – es decir, contrarios a lo positivo, símbolos fortuitos. atrás e izquierdo son “lados siniestros” los pelirrojos y personas con deformidades físicas eran considerados de mala suerte, la luna nueva y el viernes 13 son considerados com otiempos siniestros, y una mula o caballo blancos también son tomados como de mala suerte.

Mientras que algunas fuentes en línea sugieren que la naturaleza fecunda de los conejos se traduce en una proliferación de buena fortuna para el portador, Ellis remarca que los conejos eran también familiares. Hay innumerables leyendas de brujas que  son identificadas cuando se marcan o mutilan animales, mientras que heridas o marcas similares aparecen en alguna mujer del pueblo. Conocemos historias que van más o menos así: Un granjero, cuyos cultivos desaparecen en la noche, monta una guarda y termina disparándole a un conejo blanco. Después de buscar, no puede encontrar al conejo, pero al día siguiente se entera que una mujer del pueblo – que tiene fama de ser “rara” – ha muerto de una forma misteriosa cerca del área donde él le disparó al conejo.

Aún más curioso, para que la pata de un conejo sea más poderosa, el animal debe ser matado en una tumba, y mientras más mala haya sido la persona enterrada, mejor. El presidente Cleveland, de Estados Unidos, presuntamente tenía una pata de conejo matado encima de la tumba de Jesse James (un forajido estadounidense y el integrante más famoso de la banda de asaltantes James-Younger que fue asesinado a traición y quien se convirtió en una figura legendaria del Viejo Oeste).

¿A nadie le parese extraño que un artículo que se supone que es para la buena suerte haya pasado por tantas cosas?

¿Muerto sin suerte?

 Llevar amuletos de los muertos no es del todo una costumbre nueva. La veneración de las reliquias es una manifestación del poder que las partes del cuerpo pueden mantener para determinada gente. Era muy común guardar un mechón de cabello a mediados del siglo 19 como un recuerdo del difunto – incluso se vendían “guardapelos” específicamente para este propósito. Por lo tanto, un conejo asesinado de la manera correcta, podía servir como un sustituto del muerto; por ejemplo, la pata de conejo en lugar del dedo chiquito de Jesse James.

Mezclando  todos estos símbolos siniestros el poder se transfiere al dueño del amuleto. Si el ritual de preparación fue seguido correctamente, la pata de conejo puede tomar los elementos del muerto. Tener este artículo le permite al dueño contrarrestar la negatividad que lo rodea. Hay un poder social en ser capaz de llevar un objeto de esta naturaleza:

Tener un fetiche que lleva dentro la esencia de Alguien peligroso, ya sea un tramposo, un pistolero o una bruja, y usarlo para el beneficio propio, neutraliza las acciones representadas por ese Alguien.

El propietario de tal amuleto manipula la ideología existente para darse poder. Ellis relaciona la tradición de la pata de conejo a las tradiciones mágicas de los Afroamericanos, donde el conejo es un familiar en las tradiciones anglosajonas, el conejo es una criatura inteligente en la tradición africana de B’rer Rabbit, quien constantemente utiliza el ingenio, la creatividad y la inteligencia para resolver problemas:

La ley era un aspecto en el que la impotencia de los negros era particularmente visible. Policías blancos y alguaciles frecuentemente aplicaban regulaciones en contra de crímenes sin victimas como las apuestas o hacer tus propias bebidas alcohólicas y ellos usualmente lo hacían en una forma que mantenía los intereses de los blancos. Por esta razón personas como B’rer Rabbit (y después héroes pistoleros como Stagolee y Railroad Bill) fueron vistos como heróicas precisamente porque ellos resistieron un código legal que la comunidad negra vio como intrínsecamente corrupto… los que hacían amuletos vieron la tradición como una forma de darle poder a la gente que lo vio “Ya saben, soy la ley” e imitaban el “las cosas se hacen como yo quiera” de los pistoleros.

La pata de conejo no es un amuleto de la suerte solamente porque recuerda la fecundidad, sino porque le recuerda al dueño el valor en situaciones adversas.

Fortunas artificiales.

El poder de la pata de conejo tiene su origen en el proceso de creación. Sin embargo el mercado ha sido llenado con creaciones artificiales. ¿Estas patas falsas tienen el mismo poder? Sí, porque se les ha permitido tomar una vida por si mismos, liberándola del control humano. Creer en el poder del artefacto va más allá del poder real del artefacto, lo que le permite al dueño pasar por alto los aspectos técnicos de la creación y le permite al artículo elaborar una historia como fuente de su poder

Las relaciones personales con estos artículos no se puede olvidar, quizá porque un pariente amado tenía una pata de conejo, o quizá una le fue regalada al dueño en una ocasión especial. La asociación positiva que atamos a estos artículos también los llena con un poder que puede ser significativo solo para el individo, pero a fin de cuentas es significativo.

Según otras fuentes:

En China, la combinación de la Luna y la liebre simboliza el poder. En Inglaterra se decía que la liebre tenía ojos malignos cuyo resplandor sólo podía contrarrestarse si se tenía a mano la pata trasera de una liebre. Cuando Boadicea peleó contra los romanos, se dice que llevaba una liebre cerca del pecho para asegurar el triunfo en la batalla. Los aztecas creían que las liebres tenían poderes curativos milagrosos; un remedio seguro para algunas enfermedades era arrojar la piel del animal a una hoguera y aspirar el humo.

Después de que San Agustín, el primer, arzobispo de Canterbury, convirtió a los ingleses al cristianismo en el siglo VI, los símbolos y las prácticas paganas fueron prohibidos. En lugar de adorar a las liebres, muchos ingleses optaron por llevar consigo una pata de este animal escondida entre la ropa. Más tarde, los conejos llegaron a Inglaterra, probablemente después de la conquista de los normandos y como portadora de la buena suerte, la pata de conejo más fácil de obtener se popularizó.

Tú, ¿Tienes algún amuleto de la suerte? ¿Cómo lo obtuviste? ¿Que bueno ha hecho por ti?