LETRAS DE CANTERA Y PLATA IV | Zacateks.com

LETRAS DE CANTERA Y PLATA IV

 

Buenas Noches amigos!! Después de un largo mes (Lleno de trabajos academicos por cierto) estamos de regreso con ustedes, como siempre buscando distraerlos un poco de las labores cotidianas!! y tal vez se pregunten, ¿porque  venimos a saludarlos casi a la media noche? Definitivamente no es porque tengamos insomnio, oh no, es porque queremos conmemorar el inicio de los meses dedicados a las historias y sucesos espeluznantes, que mas de una vez y a casi todos nos han quitado el aliento!

Dulces pesadillas para todos!

 

 LA RADIO

 

El que no puedas ver algo no significa que no existe, el aire  no se puede ver, más sin embargo sabemos que existe por los efectos que causa, cuando entra repentinamente en tu habitación por una ventana y vuela las hojas sobre tu mesa, cuando acaricia tu pelo una suave briza, ahí está aunque no lo veas.

Así el hombre está rodeado a todas horas de cosas invisibles, que van y vienen, que provienen de lugares lejanos, atravesando miles de kilómetros en cuestión de segundos, solo buscando un receptor, que las escuche que crea en ellas; ondas de radio, ondas de televisión, rayos ultravioletas, radiaciones y otras cosas que el ojo del hombre no puede comprender, pero que nos dan testimonio de su presencia.

Quizá te hayas percatado, al estar a altas horas de la noche junto al radio, quizá durante un largo viaje o en una noche en vela haciendo un deber, quizá te hayas dado cuenta de los peculiares ruidos que se pueden percibir cuando este aparato está buscando una estación. Eso ruidos, esa interferencia, en su mayoría es conocida como el eco de las estrellas, son frecuencias de radio, ondas emitidas por el universo, captadas por este peculiar invento del hombre, pero si pones atención, entre las miles de transmisiones hechas por el hombre, quizá podrás oír algo más, algo que no proviene de una persona, o de una estación o de la luz de una estrella.

¿Quieres probar algo?

¿La curiosidad te llama? ¿No te es suficiente con oír murmullos y susurros entre las estaciones? Bien, si te atrae este conocimiento, hay algo que puedes hacer, un experimento, si así lo deseas llamar. Bien, empecemos, solo necesitas una radio,  sal(o agua salada), una taza y une vela

¿Sencillo no?

Te explicaremos el experimento en nuestra próxima publicación.

Pero… tenemos que decirte, no nos hacemos responsables  de lo que pueda pasar, una vez que empieces debes terminar como es debido, debes tener mucho cuidado, y en todo momento debes conservar la calma y la concentración.

Etiquetas: