El misterio de “Los niños llorones” de Bruno Amadio | Zacateks.com

El misterio de “Los niños llorones” de Bruno Amadio

La pintura es el arte de representar gráfica objetos, sensaciones, ideas, sentimientos entre muchas otras cosas. Algunas son muy famosas por la creatividad, la complejidad, o la rareza que contienen… Pero las del pintor italiano, Bruno Amadio, son relacionadas con fenómenos paranormales. Seguramente has visto en alguna casa alguna de sus obras o incluso puedes tener una en la tuya… ¿sabes que historia les rodea?   Sigue leyendo 😉

Se cuenta que las obras de Amadio tenían muy poca atracción entre el público y nadie compraba sus cuadros. Tanta fue su desesperación, que hizo un pacto con el diablo para que la racha negativa cambiara… pero a cambio del éxito, el diablo también tendría que tener su recompensa.

Después de ese “pacto” realizó una serie de 27 pinturas; cuadros que representan a niños y niñas de corta edad llorando y con un gesto entre lo lindo y lo tétrico.

Como si hubiera dado resultado, los cuadros de los niños llorones se lograron vender decenas y decenas de ejemplares en muy poco tiempo.

Algunas versiones, señalan que los niños que Amadio pintaba, vivían en orfanatos, otras dicen que eran pequeños de la segunda Guerra Mundial y la menos creíble es que son de cadáveres infantiles.

Tomando en cuenta la primera versión, se dice que el hospicio donde vivía el niño de uno de las obras más famosas de este pintor, se incendió con el pequeño dentro, y desde entonces esa pintura en especial, adquirió el espíritu del pequeño al cual se le atribuyen cosas espeluznantes.

Han descubierto que si se voltea al lado que marchan las manecillas del reloj, se puede ver que al niño se lo traga un pez. Se comenta que fue por la sorpresiva muerte de un primo de Amadio, el cual se había ahogado en un lago un día que salió de pesca. Fue tanta la impresión que se llevó que el artista, que quiso representarlo de esa manera.

¿Lo puedes ver?



Pero también si observamos cuidadosamente el suéter, se puede ver claramente un rostro algo burlesco, macabro y con cuernos.

No obstante, ha sido el cuadro de mayor difusión, siendo muy solicitadas sus reproducciones en países como España o Inglaterra, ya que algunos creen que protegen a los niños pequeños.

Sorprendentemente, hubo muchos sucesos extraños relacionados directamente con los demás cuadros, sus propietarios dicen haber sufrido fenómenos paranormales en sus casas e incluso muchos de ellos han grabado psicofonias, así como han experimentado incendios en los cuales la única cosa material que se salva son las obras.

Aseguran que quien se atreve a colgar en su casa un cuadro como éste tiene asegurado desgracias y desdichas en su vida, pues dice que son puertas a un mundo desconocido e incluso se puede mantener comunicación con el mismo demonio.

¿Será verídica esta leyenda? ¿o será parte de una sugestión colectiva?