Redes sociales ¿herramientas de terrorismo? | Zacateks.com

Redes sociales ¿herramientas de terrorismo?

¿Hasta dónde puede llegar un mensaje emitido en internet? Ese es el tema que se debate en el país, y que desató el gobierno de Veracruz al acusar de terroristas a 2 twitteros por haber esparcido rumores, y que desencadenaron una psicosis colectiva malinformando de un atentado contra las escuelas, con lo que padres de familia y alumnos vivieron horas de angustia.

Javier Duarte, Gobernador del Estado culpó rápidamente a las redes sociales por causar el terror y solicitó atrapar a los responsables en el delito de “terrorismo”, la Agencia Veracruzana de Investigaciones logró ubicar las cuentas y usuarios iniciales que generaron estas actividades y que propagaron los falsos mensajes, por lo que se procedió a la localización y presentación ante la Fiscalía Investigadora del profesor Gilberto Martínez Vera @gilius_22 y la periodista María de Jesús Bravo Pagola @maruchibravo, el primero fue detenido por sus tuits y la segunda fue detenida por sus publicaciones en el muro de Facebook.

La autoridad realizó las investigaciones pertinentes para el esclarecimiento de los hechos mediante informática forense y dictamen de información de teléfonos celulares y equipos de cómputo, los cuales se tienen como prueba plena de que los indiciados enviaron mensajes desde estas unidades, motivo por el cual, la Procuraduría los acusa de “la intención de trastornar la vida social, económica y educativa del Estado”, una pena de 2 a 30 años podría caer sobre los acusados.

¿La respuesta está en regular las redes sociales como lo proponen algunos legisladores e investigadores?

Los defensores de la libertad de expresión cuestionan la decisión de ajusticiar a 2 twitteros por el simple hecho de emitir una opinión, sea esta sustentada o no. Señalan al fracaso del gobierno para enfrentar al crimen como la causa, y realizan una estrategia de escarmiento que calle a sus críticos.

En mayo pasado, el gobierno del Estado de Tabasco había anunciado que se tipificaría como delito y se castigaría con cárcel a quienes por medio de Twitter y Facebook estaban creando rumores, recientemente, el Congreso del Estado aprobó reformas al Código Penal local que penaliza de seis meses a dos años de cárcel a quien difunda falsa alarma (“rumores”) vía telefónica o redes sociales que provoquen movilización, pánico y caos social.

Sin embargo, abogados tabasqueños alertaron que una mala interpretación o aplicación de este nuevo ordenamiento jurídico para frenar el “rumor”, podría frenar la libertad de expresión o bien provocar persecución política.

Cabe mencionar que en nuestra ciudad se han vivido en el presente año 2 situaciones muy similares, la primera ocurrió después de que el primero de febrero se desatara una balacera por el rumbo de Office Depot y Sams Club, ese día se tuvo mucha actividad en redes sociales informando lo que sucedía en la ciudad y reportando los múltiples narcobloqueos en diversas zonas de Zacatecas y Guadalupe.

La falta de información oficial oportuna, contradicciones entre autoridades y que las personas prefirieran informarse mediante las redes sociales generó que se corriera el rumor de que habría toque de queda al día siguiente en la ciudad ya que se esperaba un nuevo atentado, aunque las autoridades estatales trataron de desmentir el rumor y pretendieron que todo volviera a la normalidad, el miedo y la precaución pudieron más y esto provocó que la ciudad estuviera semidesierta un día después de la balacera, pocos vehículos circulaban y muy pocos peatones se veían por las calles, el Procurador Arturo Nahle en aquella ocasión también culpó a las redes sociales de generar esta situación, los usuarios de Twitter y Facebook también levantaron la voz pues ellos argumentaron que sólo pretendían informar la angustia y miedo que estaban viviendo y sintiendo y que no eran culpables de la situación.

Otro ejemplo similar es el que sucedió durante la tradicional Procesión del Silencio de la Semana Santa en el Centro Histórico, en el que de un momento a otro la ciudad entró en pánico pues supuestamente se había desatado una nueva balacera, la gente corría en todas las direcciones pues nadie tenía la certeza de donde realmente había comenzado esta supuesta balacera, las llamadas, mensajes de texto, el rápido acceso a redes sociales y nuevamente la desinformación volvieron a crear pánico entre la población y arruinaron el acto religioso, nuevamente se buscaron culpables en las redes sociales de haber creado este desorden público en el que todo resultó ser falso.

¿Cuál es tu postura en estos hechos? La mía es que internet debe mantenerse libre y con la menor regulación posible, considero que regularlo es limitarlo, pienso que debemos analizar con cuidado la información que nos encontramos y validar las fuentes, para así evitar rumores que pudieran generar este tipo de situaciones.

En Facebook hay un grupo bien organizado de más de 5,000 miembros que surgió a raíz de la balacera del mes de Febrero, se llama “Ciudadanos Vigilando Zacatecas” y está abierto a que cualquiera pueda unirse, constantemente están informando sobre diversos temas y se le pide a los usuarios que sólo compartan información que hayan visto o escuchado por ellos mismos y no a través de alguien más para evitar crear rumores.