El alcohol quita 15 años de vida | Zacateks.com

El alcohol quita 15 años de vida

Debido al daño por consumo de alcohol que se provoca gradualmente en órganos, tejidos y sistemas completos, además de ser un detonante en accidentes de tráfico, el alcohol llega a reducir hasta en 15 años la expectativa de vida de quien lo consume  de forma descontrolada.
Rubén Santoyo Ayala experto en medicina interna del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional de Occidente (CMNO), del IMSS, dio a conocer los principales efectos de dicha sustancia en el organismo.

–          Reduce considerablemente los reflejos, lo que hace más propensas a las personas a accidentes de tránsito e incluso caídas que dependiendo la situación pueden ser letales (la mitad de los accidentes letales de tránsito tienen como antecedente algún consumo de alcohol).

–          Cirrosis hepática.

–          Sangrado del tubo digestivo.

–          Propensión a anemias.

–          Várices esofágicas.

El alcoholismo es considerado un trastorno del  comportamiento, mismo que se considera adicción cuando comienza a interferir en las actividades cotidianas de las personas, de igual manera se divide en 4 etapas:

  1. Consumo social
  2. Consumo perjudicial
  3. Consumo dependiente
  4. Intoxicación

Oscar Zúñiga Partida, psiquiatra, de la Unidad de Médica del Alta Especialidad (UMAE) del IMSS Jalisco, señala que el 7% de los “consumidores sociales” que “por compromiso” en reuniones comienzan a ingerir alcohol terminaran siendo dependientes al consumo del mismo.

En los últimos años se ha llegado a la conclusión de que ciertos genes en determinadas personas influyen en la adicción al alcohol, sin embargo la investigación aún no está terminada y se pretende que al tener los resultados definitivos se puedan desarrollar fármacos para evitar dicha dependencia.

Finalmente cabe hacer mención de lo riesgoso que es el consumo de alcohol y tabaco, principalmente en los adolescentes,  ya que muchas veces el consumo de estas sustancias los llevan al consumo de drogas ilegales, por lo que en dicha etapa se recomienda a los padres estar más al pendiente de sus hijos y de consumir alcohol o fumar vigilar en extremo sus hábitos de consumo.